¿Eres un eCommerce? Permite a tus clientes hacer donaciones. INSTALAR WORLDCOO

Archive - mayo 2017

1
La contribución de Nicequest con la crisis humanitaria en el lago Chad
2
MeQuedoUno con la Fundación Aladina en la lucha contra el cáncer infantil
3
¡Nuevos Embajadores Worldcoo!
4
“En cada visita intentamos que la risa y la ilusión inunde el hospital”, Doctor Fiebre
5
¡Sprinter se une a la comunidad Worldcoo!
6
Nicequest y la educación de 140 niñas
7
“La pobreza no está solo para entenderla, sino también para solucionarla”, Vicente Ferrer

La contribución de Nicequest con la crisis humanitaria en el lago Chad

capcelera_oxfam

A raíz de las fuertes lluvias que tuvieron lugar en Colombia y Perú, Nicequest lanzó una campaña de emergencia para que todos sus usuarios pudieran aportar su granito de arena y ayudar a los damnificados. Tras llegar al 100% recaudado, Plan Internacional podrá ahora distribuir 315 kits de emergencia a los niños y niñas afectadas por las inundaciones. Puedes recordar el proyecto AQUÍ. ¡Muchas gracias por hacerlo posible!

Después de esta campaña, el foco de atención se centra ahora en la cuenca del lago Chad, donde tiene lugar una de las mayores crisis humanitarias de África. Desde hace más de 7 años el conflicto entre Boko Haram y los militares que intentan combatirlo ha hecho que, en total,  más de 6,3 millones de personas se hayan quedado sin alimentos y casi medio millón de niños menores de 5 años esté malnutrido.

Se trata de una situación alarmante que ha provocado que las familias se hayan quedado sin poder cultivar o comprar comida debido a la subida desmesurada de los precios. Pueblos enteros, carreteras, fuentes de agua, centros de salud y escuelas han quedado derruidos.

Entidades como Oxfam Intermon colaboran en la zona con el objetivo de prevenir la malnutrición y la propagación de enfermedades, los nuevos peligros a los que enfrentan las familias desplazadas.

Ahora, los usuarios de Nicequest tendrán la oportunidad de colaborar con ellos en la distribución de kits de higiene y agua a 300 familias.

Puedes seguir las donaciones en directo AQUÍ.

Equipo Worldcoo.

MeQuedoUno con la Fundación Aladina en la lucha contra el cáncer infantil

capçalera_es

#NuevoProyecto

Como muchos sabéis, los usuarios de MeQuedoUno han estado hasta día de hoy recaudando para que este 2017 los niños con enfermedades raras también tengan acceso a una educación de calidad.

Conocimos la historia de César y, con él, la comunidad de MeQuedoUno se volcó para alcanzar el reto propuesto: que 25 menores con enfermedades raras pudieran beneficiarse del Servicio de Atención Educativa de FEDER.  Desde aquí, ¡muchísimas gracias a todos! Puedes recordar el proyecto AQUÍ.

En línea con su compromiso solidario, el reto que empieza hoy MeQuedoUno consiste en recaudar fondos para poder financiar una beca de formación que permita a médicos residentes continuar y desarrollar sus estudios e investigaciones para combatir el cáncer infantil.

Aladina_MDSIMA20141015_0096_35Lo harán de la mano de la Fundación Aladina, una entidad española que atiende cada año a más de 1.500 niños y sus familias en los 12 hospitales en los que colabora. A través de sus distintos proyectos, Aladina proporciona apoyo integra a niños, adolescentes y familiares.

Si quieres, puedes seguir el proceso de donación en directo AQUÍ.

Equipo Worldcoo

 

¡Nuevos Embajadores Worldcoo!

capcelera_ES

Hace tan solo unos días nos llegó un correo de Miquel y Mireia, una pareja de jóvenes que en pocos días iban a empezar un largo viaje que les llevaría a dar la vuelta al globo.  Habían oído hablar de nosotros y nos preguntaron si, de alguna forma, podían aportar su granito de arena de forma solidaria en alguno de los países que visitarían.

Cuando les hablamos de nuestro programa de Embajadores de Worldcoo y les propusimos formar parte de él, no se lo pensaron ni un instante.

IMG-20170420-WA0015 - copiaMireia se formó en ADE e Investigación de mercados y es barcelonesa de toda la vida; Miquel es de Palma, pero hace muchos años que vive en la ciudad condal donde vino a estudiar Ingeniería Química e Ingeniería Ambiental.

Ambos tienen en común un fuerte compromiso solidario, les apasiona viajar y conocer nuevas formas de vivir. Mireia, por ejemplo, ha colaborado en numerosas ocasiones como voluntaria en diferentes colectivos; Miquel ha estado involucrado con el Centro de Cooperación para el Desarrollo de la UPC.

Hoy a estas horas, seguramente se encuentren ya en Tailandia, su primera parada de esta larga aventura que tienen por delante.

Durante su viaje, recorrerán el Sudeste Asiático (Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya, Malasia…), Oceanía y Sur América (Chile, Argentina, Bolivia, Perú…). A lo largo del camino, visitarán varios de los proyectos sociales que nuestros ecommerce con causa han ayudado a financiar, nos ayudarán a conocer de cerca la realidad de la región y localizar las necesidades presentes y futuras.

Si queréis seguir sus pasos, ¡estad atentos porque la aventura no ha hecho más que empezar!

Equipo Worldcoo 

“En cada visita intentamos que la risa y la ilusión inunde el hospital”, Doctor Fiebre

capceleraHace más de 5 años que Albert trabaja en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona como Doctor Sonrisa. Allí todos lo conocen como “Doctor Fiebre”, fiebre de la buena, fiebre de Rock & Roll.

“Cuando alguien está de buen humor, es más optimista; cuando alguien tiene ilusión, tiene más esperanza y la enfermedad y el dolor se viven de forma distinta”, nos cuenta Albert. Esa es la misión de los Doctores Sonrisa que trabajan para la Fundación Theodora: desdramatizar la hospitalización infantil y lograr que los niños sigan siendo niños aunque estén en el hospital. Tal y como comenta el Doctor Fiebre, “en cada visita, intentamos que la risa suene en cada habitación del hospital, llevar la ilusión a nuestros queridos “im-pacientes” y a sus familiares”.

Tras más de 20 años de recorrido, a día de hoy la Fundación Theodora está presente en más de 120 hospitales de 8 países europeos. En España un equipo de 29 Doctores Sonrisa visitan en más de 20 hospitales de diferentes comunidades. Estos artistas hospitalarios son “especialistas”  en llevar la ilusión y la alegría allí donde más se necesita. Cada semana los Doctores Sonrisa entran en los hospitales para  ayudar a humanizar la estancia de los niños y niñas ingresados a través del humor.

Hace unos días tuvimos el privilegio de compartir una tarde con el Doctor Fiebre, en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona) y conocer de cerca cómo es su día a día y qué hay detrás de esa bata blanca repleta de Elvis Presley, micrófonos y guitarras que luce.


Doctor Fiebre, ¿cómo empezó tu aventura con la Fundación Theodora?

logo_theodoraLa aventura empezó hará unos 5 años; una amiga mía que trabajaba con la Fundación me comentó que habían convocado un casting para entrar a formar parte del equipo. Me presenté y a partir de allí empezó el proceso de selección. Finalmente fui uno de los escogidos, junto con 3 compañeros más de toda la península.

¿Por qué Dr. Fiebre?

Cuando entras a formar parte de la Fundación Theodora, hay un proceso de formación de 6 meses en el que, como “Doctor Junior”, todavía no tienes tu bata ni tu personaje creado. Es entonces cuando, a través de las visitas al hospital y de tus vivencias, va surgiendo tu Doctor Sonrisa. Según tu forma de ser y personalidad creas tu “especialización” propia,  aquello que crees que puedes aportar, que te hace un doctor único y que te diferencia del resto.  Cada Doctor tiene su mundo y sus particularidades, no todos hacemos las mismas cosas. En mi caso lo vi clarísimo,  me encanta el Rock & Roll y rápidamente vi que un nombre como “Doctor Fiebre” podía dar mucho juego en el hospital. Y es que además de ser un recurso, para mí el rock es también una actitud positiva ante la vida.

Además hay muchos niños que no conocen a Elvis Presley, ni la magia del “Auanbabulubabalambambú”… ¡alguien tiene que darles ese primer contacto con el rock&roll!, ¡así que tengo una misión muy necesaria!  Y te aseguro que los padres me lo agradecen.

Pasado el periodo de Doctor Junior, cuando ya tienes definido tu personaje, es el momento de diseñar tu bata. Después se envía el diseño a una  sastrería de Suiza, donde se encuentra la sede de la Fundación, y allí se  crea la bata con todos los “súper poderes” necesarios para tu aventura como Doctor Sonrisa.

doctorUn Doctor Sonrisa es un artista profesional con largo recorrido, pero a veces eso no es lo más importante. ¿Qué hay que tener para ser un Doctor Sonrisa?

Los Doctores Sonrisa además de tener una dilatada experiencia en sus distintas especialidades (actores, magos, payasos, etc) recibimos  una formación socio-sanitaria de gran importancia que da herramientas vitales a la hora de improvisar con los niños hospitalizados y sus familiares. Además, seguimos protocolos higiénico-sanitario muy importantes para entrar de un modo seguro y saludable para los niños, evitando así posibles contagios y/o infecciones.

La verdad es que se busca un artista con gran empatía y habilidades, que ayude a establecer una relación especial con el paciente. Estar disponible, abierto y consciente a cada situación que podamos encontrarnos. No es tan solo entrar en la habitación y hacer tu número, sino tener la capacidad de acompañar en los momentos más dolorosos y de tensión que hay en el hospital.

Y claro, todos los Doctores somos licenciados en la “Universidad de Jajajarvard” y hemos cursado nuestra especialización en la “Facultad de Ilusiología” donde hemos adquirido un nivel de tontería muy alto y apropiado para nuestra labor… como puedes comprobar aquí y ahora con el Dr.Fiebre…, Ouh Yeah!…

En un día a día tuyo cualquiera, te levantas, llegas al hospital, te vistes y… ¿hay alguna forma de preparase más allá de eso?

En mi caso, lo que me sostiene y aguanta en el hospital es el mismo Doctor Fiebre, tengo mucha confianza en él.  Una vez me pongo la bata, me reconvierto y entro en la actitud de “fiebre de la buena, fiebre de Rock & Roll!”. Aunque a veces pasen cosas a nivel personal y sintamos que no tenemos la energía suficiente para afrontar la jornada, el mismo personaje nos hace entrar en situación y nos da la dosis de positivismo necesaria, que es mucha. Estamos aquí para cambiar el clima del hospital y los Doctores Sonrisa nos ayudan a nosotros mismos.

La mayoría de pacientes que visitas son niños que han sido hospitalizados por razones distintas. Aun así, ¿crees que tienen algo en común?

La mayoría de nuestros “im-pacientes “tienen en común las ganas de volver a casa y de encontrase mejor. Pero no es fácil estar positivo cuando llevas tiempo ingresado en el hospital o cuando el dolor no te deja  dormir. Aparece el aburrimiento, el miedo y los enfados, hay momentos de desesperación y  no aceptación a la enfermedad, por eso tratamos de devolver la  ilusión para recuperarse y volverá  conectar con las ganas de jugar y reír. Pero nuestros pacientes no solo son los niños, también visitamos a los familiares y al personal médico, ellos también necesitan las recetas mágicas de los Doctores Sonrisa.

Padres y personal médico como pacientes, ¿cómo les influyen tus visitas a ellos? ¿Crees que tus visitas también afectan a la atmósfera general del hospital?

Rotundamente sí, y para bien. La risa es contagiosa e influye a familiares, niños, médicos. La risa nos hace fuertes; es un hecho que funciona, y para ello estamos aquí. Cuando alguien está de buen humor, es más optimista; cuando alguien tiene ilusión, tiene más esperanza y la enfermedad y el dolor se viven de forma distinta.

Nuestras visitas ayudan a cambiar el clima general, no solo el de los niños. El hospital se convierte en un sitio más humano, donde los niños puedan ser niños.

Pero, además, a veces no es solo hacer reír, sino simplemente estar presente, acompañando la situación y el momento que nos encontramos. Es igual de importante saludar al niño que a los familiares. Si mejoramos el ánimo de los padres probablemente estemos ayudando a aumentar la ilusión y la capacidad de recuperación de cada “im-paciente”.

doctor2Llamas a la puerta, entras en la habitación y… ¿cuál es la reacción de los niños?

Detrás de cada puerta hay situaciones muy diversas. Siempre nos informamos previamente con el personal sanitario sobre el tipo de enfermedad y estado de ánimo de cada paciente, no es lo mismo visitar a un niño post-operado que a un niño que se va a ir de alta. En general la reacción es positiva, de sorpresa y complicidad. También recibimos respuestas negativas de niños  que no te quieren ni ver, es normal y lógico, están enfadados o tristes y en esos casos respetamos la decisión pero casi siempre logramos establecer relaciones de complicidad que se traducen en juego y agradecimiento.

Una vez visité a un niño que tenía un cartel en la puerta que decía: “prohibido la entrada a los médicos, solo se admiten payasos”. Muchos ya te esperan, porque te conocen. Hay muchos niños que pasan largas temporadas en el hospital, con procesos de recuperación muy largos. En estos casos acabas estableciendo vínculos fuertes con ellos y los familiares, formas parte de su mundo hospitalario y esperan cada semana tu visita. Todos conservan las postales -receta del Doctor, se acuerdan de ti y nosotros de ellos.

A todo ello, no hay que olvidar que cuando un Doctor Sonrisa termina su jornada y llega a casa, es muy probable que se lleve consigo alguna de las historias vividas. Y es que para ser un Doctor Sonrisa se debe tener la suficiente fortaleza emocional para estar permanentemente expuesto a determinadas situaciones. ¿Cómo se lleva eso?

Claro, después de una visita te llevas cosas buenas, pero también de malas y tienes que hacer un trabajo con ello. Muchas veces no te das cuenta, pero resulta que cuando llegas a casa tienes menos paciencia o duermes peor. Al final del día, retienes muchas imágenes y te encuentras en situaciones muy tristes y duras.

Ante eso, lo mejor de todo es compartirlo con tus compañeros, hacer equipo con la gente que trabajamos y saber que tienes a alguien que te entiende, a quien puedes llamar y desahogarte. Es importante no quedarte nada para ti. ¿Pero sabes qué es mejor aún? Pasear y celebrar cada minuto de vida y disfrutarlo al máximo.

 ¿Alguna vez te habías imaginado que llegaría el día en que ayudarías a niños hospitalizados?

Lo que siempre he tenido claro es que el hacer reír funciona y esta es una forma de conocer a la gente y ayudarlos. La verdad es que cuando conocí a la Fundación y vi que se trataba de trabajar en un hospital me dio mucho respeto, pero ahora veo que en un hospital también hay mucha vida; es un sitio donde la gente viene a curarse  y donde pasan cosas bonitas y excepcionales.

Para mi tiene mucho sentido la labor que hacemos con Fundación Theodora, me encanta la idea que haya  Doctor Sonrisa por los pasillos del hospital, visitando con sus mágicos y imaginativos recursos.

Se trata de un trabajo inmensamente agradecido. Aunque a veces te sientas cansado y sin ánimo, la recompensa es tan grande que cuando entras en una habitación te da un “subidón” brutal.

Doctor, ¡muchas gracias por compartir esta tarde con nosotros y ayudarnos a conocer un poco más de cera cómo es vuestro día a día y la labor que realizáis. 

Solo añadir mi agradecimiento  por esta entrevista y por permitirnos difundir la labor de Fundación Theodora.  Y ya despedirme con la receta del Dr.Fiebre:

“Rock&Roll, 10 Ouh Yeahs! al día, mucho amor ¡y mucha tontería!”

Equipo Worldcoo

 

¡Sprinter se une a la comunidad Worldcoo!

capcelera_sprinter

#Nuevo E-commerce con causa

¡Buenas noticias! Sprinter, uno de los líderes nacionales en la distribución de moda sport, complementos y material deportivo, acaba de unirse a la comunidad Worldcoo.

1000x294_LogoNuevoSprinterEn línea con su nueva campaña solidaria que justo acaban de lanzar, Sprinter se ha propuesto el reto de ayudar a personas que huyen de conflictos, persecuciones y pobreza y que buscan un hogar. De forma que a partir de hoy mismo, sus clientes ya pueden añadir sus euros solidarios a sus compras para conseguir que, entre todos, la ONG Proactiva Open Arms pueda distribuir 300 kits de emergencia básica a personas rescatadas del mar Mediterráneo.

Se trata de un reto no menos importante si consideramos que desde inicio de 2016, más de 30.000 migrantes o refugiados han llegado a las costas europeas, un 9% más que en el mismo periodo del año pasado.

proactivaAnte esta situación, Proativa Open Arms trabaja para salvar las vidas de las personas que se echan al mar en busca de una vida mejor, afrontando todos los peligros que ello comporta. Desde sus inicios, la entidad ha salvado ya más de 17.000 vidas y con esta iniciativa, toda la comunidad de Sprinter podrá aportar también su granito de arena.

Además de ello, la compañía se ha unido al reto  “Brazadas de Vida”, para demostrar que a través del deporte se puede ayudar a los demás. A través de la donación que ha realizado Sprinter, cuatro nadadoras del Club de Natación Master de Madrid cruzarán el mar Mediterráneo entre Formentera e Ibiza con un total de 18 kilómetros, nadando sin descanso durante más de seis horas, por una causa social. El proyecto busca concienciar a la sociedad sobre la grave crisis de personas desplazadas que se vive actualmente en Europa, las peligrosas travesías a las que se enfrentan en el Mediterráneo y la importante labor de la ONG Proactiva Open Arms.

¡Os dejamos el vídeo que han hecho para la ocasión!

Se puede seguir la evolución de las donaciones recibidas AQUÍ.

Equipo Worldcoo

 

Nicequest y la educación de 140 niñas

#InformeWorldcoo

En Sudán del Sur, solo una pequeña parte de los niños de educación primaria atienden a la escuela. En el caso de las niñas, la situación empeora, pues su pronta edad para casarse y tener hijos les impide estudiar.

Mediante el importe que los usuarios de Nicequest recaudaron, Plan International ha podido distribuir 140 kits de aprendizaje, con lo que la tasa de asistencia escolar ha aumentado un 20,7% en las últimas semanas, ¡todo un éxito!

A continuación, el informe final:

REPORT- NQ&Plan -KITSNIÑAS

 

Equipo Worldcoo

“La pobreza no está solo para entenderla, sino también para solucionarla”, Vicente Ferrer

capcelera_ES

¡Nuestros embajadores visitan la Fundación Vicente Ferrer!

La primera vez que Vicente Ferrer pisó la India fue en el año 1952 como misionero de la Compañía de Jesús en Mumbai. Poco se imaginaba que años más tarde, las clases dirigentes locales verían su labor de ayudar a los demás como una amenaza. En 1968 Vicente Ferrer se vio obligado a abandonar la India, pero su expulsión no dejó a nadie indiferente; una marcha de 250 km protagonizada por más de 30.000 personas hizo que finalmente Indira Gandhi le consiguiera un nuevo visado para permanecer en la India. En 1969, Vicente y Anna Ferrer crearon la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, estado de Andhra Pradesh.

grupo

Jordi y Joana junto con algunos de los habitantes de Anantapur

A día de hoy, más de tres millones de personas se benefician de todos los proyectos que la Fundación lleva a cabo para promover el desarrollo de las comunidades más pobres y excluidas, como los dálits, los grupos tribales y las castas desfavorecidas. No es de extrañar entonces que los locales recuerden a Vicente como “el Dios que se podía tocar”.

En WorldCoo nos sentimos muy afortunados de haber ayudado a recaudar fondos a esta organización que tanto admiramos. Por eso, estábamos ansiosos por conocer la experiencia de nuestros embajadores tras visitar dos de los proyectos que nuestros “eCommerce con causa” han ayudado a financiar allí.

  • El primero de ellos fue colaborar con la atención pediátrica de 1.300 niños y niñas en el Hospital Pediátrico de Bathalapalli, un proyecto por el que están recaudando los usuarios del Banco Sabadell. Puedes recordar el proyecto AQUÍ.
  • El segundo proyecto que visitaron fue el embalse de agua que financiaron los usuarios de Planeta Huerto para cubrir las necesidades agrícolas y ganaderas de los 1.126 habitantes del pueblo de Agraharam, en el distrito de Anantapur, en la India. Puedes recordar el proyecto AQUÍ.

Como os decíamos, después de su aventura por África (puedes recordar su primera experiencia AQUÍ y la segunda AQUÍ), Jordi y Joana emprendieron rumbo hasta Anantapur, donde se encuentra el Campus de la Fundación. Ellos mismos nos cuentan su experiencia, ¡sigue leyendo!


grupo2

Joana con alumnas de la escuela que ha implantado la Fundación

 “Hace 50 años Anantapur era una zona rural muy árida, casi desértica. Hoy en día, aunque la región sigue siendo una de las más secas de Andhra Pradesh, está rodeada de zonas verdes, con plantaciones de mango y  cacahuete, y de varios embalses para guardar agua de lluvia. Estos son los cambios más superficiales que ha sufrido la zona. El resto, se pueden ir descubriendo una vez entras en el Campus que la organización tiene en Anantapur; se trata de un mundo aparte de la región, incluso de la India.  

El primer día nos llevaron a Bathalapalli, a unos 25 km de Anantapur. Allí se encuentra el primer proyecto que están ayudando a financiar los usuarios del Banco Sabadell a través de WorldCoo, el Hospital de Pediatría, así como algunos otros proyectos que la entidad lleva a cabo en la región.

Al aparcar cerca del hospital empezamos a ver todo el tránsito de gente entrando, saliendo, esperando… Y es que según nos contaron, éste se ha convertido en un centro de referencia en el estado por la calidad de sus servicios. Es la joya de la corona de la Fundación. Un total de 80 médicos y voluntarios atienden unas 1900 consultas al día. Antes los servicios eran totalmente gratuitos, ahora cada familia paga según lo que se puede permitir y, para eso, tienen las cartillas de colores. Los niños/as apadrinados tienen un color de cartilla especial y reciben atención totalmente gratuita, igual que las personas que no se la pueden permitir y que reciben ayuda por parte de algunos de los programas que se impulsan, como el que participa Banco Sabadell junto con WorldCoo. Gracias su aportación solidaria, 1.300 niños/as podrán recibir atención médica de forma totalmente gratuita.

hospital

Hospital Pediátrico de Bathalapalli

El hospital cuenta con dos salas de urgencias, una ambulancia, diez camas para cuidados intensivos, laboratorios con la maquinaria más avanzada, un banco de sangre reconocido por el gobierno, 350 camas para postoperatorios, una sección de ginecología óptica, forma a sus propias enfermeras, recibe médicos de España que participan como voluntarios en proyectos específicos, están construyendo 10 quirófanos nuevos… Y además tienen la zona de Pediatría, con capacidad de hasta 80 niños y la UCI neonatal. Conocimos a uno de los voluntarios y nos explicó que había llegado al hospital con muchos prejuicios del tipo de lugar donde trabajaría, pero que estaba rodeado de las mismas máquinas que en su lugar de trabajo en España.

Otro de los proyectos que visitamos el embalse de agua que los usuarios de Planeta Huerto habían ayudado a financiar a través de WorldCoo. Los embalses de agua son una pieza clave para el impulso de la economía de Andhra Pradesh, el segundo estado más árido de la India. Las condiciones meteorológicas condicionan la agricultura del país, el medio de vida de casi el 80% de la población.

La construcción de estructuras hídricas como esta proporciona a las comunidades agrícolas la tranquilidad y la seguridad de que podrán hacer frente a las épocas de sequía y prevenir situaciones de emergencia. A través de la construcción de este embalse, se podrá regar unas 50 hectáreas, beneficiando de forma directa a 12 familias de agricultores y a 203 familias de este pueblo de forma indirecta.

Una de las cosas que sorprende más de la Fundación es lo bien pensado y encajado que está todo. Como es de suponer, eso es fruto de pensar y trabajar muchísimo y siempre con la máxima honradez.

familia

Jordi y Joana en uno de los pueblos que visitaron

Lo que vimos en estos y otros proyectos es que el objetivo principal de Vicente y Anna Ferrer siempre fue el de empoderar a la clase más baja, a los que siempre fueron menospreciados e incluso matados por su enfermedad o condición, que representaba una vergüenza para la familia. Dálits, gente sorda, muda, con síndrome de Down, enfermos/as de sida o con problemas de movilidad por culpa de la polio. Todos han entendido que son iguales a los demás y ahora las familias incluso se sienten orgullosas de sus logros. Un día Vicente dijo; “Mi trabajo consiste en conseguir sueños imposibles” y es justamente esta la sensación que uno se lleva de la Fundación, presenciar un milagro”.

Equipo WorldCoo

made with in BCN