¿Eres un eCommerce? Permite a tus clientes hacer donaciones. INSTALAR WORLDCOO

Category - Mundo Worldcoo

1
“En cada visita intentamos que la risa y la ilusión inunde el hospital”, Doctor Fiebre
2
“La pobreza no está solo para entenderla, sino también para solucionarla”, Vicente Ferrer
3
4 motivos por los que el compromiso social ayuda a la empresa a fidelizar al cliente
4
Día Mundial de la Salud
5
La experiencia de Jordi y Joana en Patongo, Uganda
6
5 razones por las que implicar a tu equipo en acciones de RSC
7
e-Commerce. Retos sociales de un sector en pleno crecimiento
8
¡La red de Embajadores de Worldcoo sigue creciendo!
9
Un año después
10
La experiencia de Jordi y Joana en Tumm (Kenia)

“En cada visita intentamos que la risa y la ilusión inunde el hospital”, Doctor Fiebre

capceleraHace más de 5 años que Albert trabaja en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona como Doctor Sonrisa. Allí todos lo conocen como “Doctor Fiebre”, fiebre de la buena, fiebre de Rock & Roll.

“Cuando alguien está de buen humor, es más optimista; cuando alguien tiene ilusión, tiene más esperanza y la enfermedad y el dolor se viven de forma distinta”, nos cuenta Albert. Esa es la misión de los Doctores Sonrisa que trabajan para la Fundación Theodora: desdramatizar la hospitalización infantil y lograr que los niños sigan siendo niños aunque estén en el hospital. Tal y como comenta el Doctor Fiebre, “en cada visita, intentamos que la risa suene en cada habitación del hospital, llevar la ilusión a nuestros queridos “im-pacientes” y a sus familiares”.

Tras más de 20 años de recorrido, a día de hoy la Fundación Theodora está presente en más de 120 hospitales de 8 países europeos. En España un equipo de 29 Doctores Sonrisa visitan en más de 20 hospitales de diferentes comunidades. Estos artistas hospitalarios son “especialistas”  en llevar la ilusión y la alegría allí donde más se necesita. Cada semana los Doctores Sonrisa entran en los hospitales para  ayudar a humanizar la estancia de los niños y niñas ingresados a través del humor.

Hace unos días tuvimos el privilegio de compartir una tarde con el Doctor Fiebre, en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona) y conocer de cerca cómo es su día a día y qué hay detrás de esa bata blanca repleta de Elvis Presley, micrófonos y guitarras que luce.


Doctor Fiebre, ¿cómo empezó tu aventura con la Fundación Theodora?

logo_theodoraLa aventura empezó hará unos 5 años; una amiga mía que trabajaba con la Fundación me comentó que habían convocado un casting para entrar a formar parte del equipo. Me presenté y a partir de allí empezó el proceso de selección. Finalmente fui uno de los escogidos, junto con 3 compañeros más de toda la península.

¿Por qué Dr. Fiebre?

Cuando entras a formar parte de la Fundación Theodora, hay un proceso de formación de 6 meses en el que, como “Doctor Junior”, todavía no tienes tu bata ni tu personaje creado. Es entonces cuando, a través de las visitas al hospital y de tus vivencias, va surgiendo tu Doctor Sonrisa. Según tu forma de ser y personalidad creas tu “especialización” propia,  aquello que crees que puedes aportar, que te hace un doctor único y que te diferencia del resto.  Cada Doctor tiene su mundo y sus particularidades, no todos hacemos las mismas cosas. En mi caso lo vi clarísimo,  me encanta el Rock & Roll y rápidamente vi que un nombre como “Doctor Fiebre” podía dar mucho juego en el hospital. Y es que además de ser un recurso, para mí el rock es también una actitud positiva ante la vida.

Además hay muchos niños que no conocen a Elvis Presley, ni la magia del “Auanbabulubabalambambú”… ¡alguien tiene que darles ese primer contacto con el rock&roll!, ¡así que tengo una misión muy necesaria!  Y te aseguro que los padres me lo agradecen.

Pasado el periodo de Doctor Junior, cuando ya tienes definido tu personaje, es el momento de diseñar tu bata. Después se envía el diseño a una  sastrería de Suiza, donde se encuentra la sede de la Fundación, y allí se  crea la bata con todos los “súper poderes” necesarios para tu aventura como Doctor Sonrisa.

doctorUn Doctor Sonrisa es un artista profesional con largo recorrido, pero a veces eso no es lo más importante. ¿Qué hay que tener para ser un Doctor Sonrisa?

Los Doctores Sonrisa además de tener una dilatada experiencia en sus distintas especialidades (actores, magos, payasos, etc) recibimos  una formación socio-sanitaria de gran importancia que da herramientas vitales a la hora de improvisar con los niños hospitalizados y sus familiares. Además, seguimos protocolos higiénico-sanitario muy importantes para entrar de un modo seguro y saludable para los niños, evitando así posibles contagios y/o infecciones.

La verdad es que se busca un artista con gran empatía y habilidades, que ayude a establecer una relación especial con el paciente. Estar disponible, abierto y consciente a cada situación que podamos encontrarnos. No es tan solo entrar en la habitación y hacer tu número, sino tener la capacidad de acompañar en los momentos más dolorosos y de tensión que hay en el hospital.

Y claro, todos los Doctores somos licenciados en la “Universidad de Jajajarvard” y hemos cursado nuestra especialización en la “Facultad de Ilusiología” donde hemos adquirido un nivel de tontería muy alto y apropiado para nuestra labor… como puedes comprobar aquí y ahora con el Dr.Fiebre…, Ouh Yeah!…

En un día a día tuyo cualquiera, te levantas, llegas al hospital, te vistes y… ¿hay alguna forma de preparase más allá de eso?

En mi caso, lo que me sostiene y aguanta en el hospital es el mismo Doctor Fiebre, tengo mucha confianza en él.  Una vez me pongo la bata, me reconvierto y entro en la actitud de “fiebre de la buena, fiebre de Rock & Roll!”. Aunque a veces pasen cosas a nivel personal y sintamos que no tenemos la energía suficiente para afrontar la jornada, el mismo personaje nos hace entrar en situación y nos da la dosis de positivismo necesaria, que es mucha. Estamos aquí para cambiar el clima del hospital y los Doctores Sonrisa nos ayudan a nosotros mismos.

La mayoría de pacientes que visitas son niños que han sido hospitalizados por razones distintas. Aun así, ¿crees que tienen algo en común?

La mayoría de nuestros “im-pacientes “tienen en común las ganas de volver a casa y de encontrase mejor. Pero no es fácil estar positivo cuando llevas tiempo ingresado en el hospital o cuando el dolor no te deja  dormir. Aparece el aburrimiento, el miedo y los enfados, hay momentos de desesperación y  no aceptación a la enfermedad, por eso tratamos de devolver la  ilusión para recuperarse y volverá  conectar con las ganas de jugar y reír. Pero nuestros pacientes no solo son los niños, también visitamos a los familiares y al personal médico, ellos también necesitan las recetas mágicas de los Doctores Sonrisa.

Padres y personal médico como pacientes, ¿cómo les influyen tus visitas a ellos? ¿Crees que tus visitas también afectan a la atmósfera general del hospital?

Rotundamente sí, y para bien. La risa es contagiosa e influye a familiares, niños, médicos. La risa nos hace fuertes; es un hecho que funciona, y para ello estamos aquí. Cuando alguien está de buen humor, es más optimista; cuando alguien tiene ilusión, tiene más esperanza y la enfermedad y el dolor se viven de forma distinta.

Nuestras visitas ayudan a cambiar el clima general, no solo el de los niños. El hospital se convierte en un sitio más humano, donde los niños puedan ser niños.

Pero, además, a veces no es solo hacer reír, sino simplemente estar presente, acompañando la situación y el momento que nos encontramos. Es igual de importante saludar al niño que a los familiares. Si mejoramos el ánimo de los padres probablemente estemos ayudando a aumentar la ilusión y la capacidad de recuperación de cada “im-paciente”.

doctor2Llamas a la puerta, entras en la habitación y… ¿cuál es la reacción de los niños?

Detrás de cada puerta hay situaciones muy diversas. Siempre nos informamos previamente con el personal sanitario sobre el tipo de enfermedad y estado de ánimo de cada paciente, no es lo mismo visitar a un niño post-operado que a un niño que se va a ir de alta. En general la reacción es positiva, de sorpresa y complicidad. También recibimos respuestas negativas de niños  que no te quieren ni ver, es normal y lógico, están enfadados o tristes y en esos casos respetamos la decisión pero casi siempre logramos establecer relaciones de complicidad que se traducen en juego y agradecimiento.

Una vez visité a un niño que tenía un cartel en la puerta que decía: “prohibido la entrada a los médicos, solo se admiten payasos”. Muchos ya te esperan, porque te conocen. Hay muchos niños que pasan largas temporadas en el hospital, con procesos de recuperación muy largos. En estos casos acabas estableciendo vínculos fuertes con ellos y los familiares, formas parte de su mundo hospitalario y esperan cada semana tu visita. Todos conservan las postales -receta del Doctor, se acuerdan de ti y nosotros de ellos.

A todo ello, no hay que olvidar que cuando un Doctor Sonrisa termina su jornada y llega a casa, es muy probable que se lleve consigo alguna de las historias vividas. Y es que para ser un Doctor Sonrisa se debe tener la suficiente fortaleza emocional para estar permanentemente expuesto a determinadas situaciones. ¿Cómo se lleva eso?

Claro, después de una visita te llevas cosas buenas, pero también de malas y tienes que hacer un trabajo con ello. Muchas veces no te das cuenta, pero resulta que cuando llegas a casa tienes menos paciencia o duermes peor. Al final del día, retienes muchas imágenes y te encuentras en situaciones muy tristes y duras.

Ante eso, lo mejor de todo es compartirlo con tus compañeros, hacer equipo con la gente que trabajamos y saber que tienes a alguien que te entiende, a quien puedes llamar y desahogarte. Es importante no quedarte nada para ti. ¿Pero sabes qué es mejor aún? Pasear y celebrar cada minuto de vida y disfrutarlo al máximo.

 ¿Alguna vez te habías imaginado que llegaría el día en que ayudarías a niños hospitalizados?

Lo que siempre he tenido claro es que el hacer reír funciona y esta es una forma de conocer a la gente y ayudarlos. La verdad es que cuando conocí a la Fundación y vi que se trataba de trabajar en un hospital me dio mucho respeto, pero ahora veo que en un hospital también hay mucha vida; es un sitio donde la gente viene a curarse  y donde pasan cosas bonitas y excepcionales.

Para mi tiene mucho sentido la labor que hacemos con Fundación Theodora, me encanta la idea que haya  Doctor Sonrisa por los pasillos del hospital, visitando con sus mágicos y imaginativos recursos.

Se trata de un trabajo inmensamente agradecido. Aunque a veces te sientas cansado y sin ánimo, la recompensa es tan grande que cuando entras en una habitación te da un “subidón” brutal.

Doctor, ¡muchas gracias por compartir esta tarde con nosotros y ayudarnos a conocer un poco más de cera cómo es vuestro día a día y la labor que realizáis. 

Solo añadir mi agradecimiento  por esta entrevista y por permitirnos difundir la labor de Fundación Theodora.  Y ya despedirme con la receta del Dr.Fiebre:

“Rock&Roll, 10 Ouh Yeahs! al día, mucho amor ¡y mucha tontería!”

Equipo Worldcoo

 

“La pobreza no está solo para entenderla, sino también para solucionarla”, Vicente Ferrer

capcelera_ES

¡Nuestros embajadores visitan la Fundación Vicente Ferrer!

La primera vez que Vicente Ferrer pisó la India fue en el año 1952 como misionero de la Compañía de Jesús en Mumbai. Poco se imaginaba que años más tarde, las clases dirigentes locales verían su labor de ayudar a los demás como una amenaza. En 1968 Vicente Ferrer se vio obligado a abandonar la India, pero su expulsión no dejó a nadie indiferente; una marcha de 250 km protagonizada por más de 30.000 personas hizo que finalmente Indira Gandhi le consiguiera un nuevo visado para permanecer en la India. En 1969, Vicente y Anna Ferrer crearon la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, estado de Andhra Pradesh.

grupo

Jordi y Joana junto con algunos de los habitantes de Anantapur

A día de hoy, más de tres millones de personas se benefician de todos los proyectos que la Fundación lleva a cabo para promover el desarrollo de las comunidades más pobres y excluidas, como los dálits, los grupos tribales y las castas desfavorecidas. No es de extrañar entonces que los locales recuerden a Vicente como “el Dios que se podía tocar”.

En WorldCoo nos sentimos muy afortunados de haber ayudado a recaudar fondos a esta organización que tanto admiramos. Por eso, estábamos ansiosos por conocer la experiencia de nuestros embajadores tras visitar dos de los proyectos que nuestros “eCommerce con causa” han ayudado a financiar allí.

  • El primero de ellos fue colaborar con la atención pediátrica de 1.300 niños y niñas en el Hospital Pediátrico de Bathalapalli, un proyecto por el que están recaudando los usuarios del Banco Sabadell. Puedes recordar el proyecto AQUÍ.
  • El segundo proyecto que visitaron fue el embalse de agua que financiaron los usuarios de Planeta Huerto para cubrir las necesidades agrícolas y ganaderas de los 1.126 habitantes del pueblo de Agraharam, en el distrito de Anantapur, en la India. Puedes recordar el proyecto AQUÍ.

Como os decíamos, después de su aventura por África (puedes recordar su primera experiencia AQUÍ y la segunda AQUÍ), Jordi y Joana emprendieron rumbo hasta Anantapur, donde se encuentra el Campus de la Fundación. Ellos mismos nos cuentan su experiencia, ¡sigue leyendo!


grupo2

Joana con alumnas de la escuela que ha implantado la Fundación

 “Hace 50 años Anantapur era una zona rural muy árida, casi desértica. Hoy en día, aunque la región sigue siendo una de las más secas de Andhra Pradesh, está rodeada de zonas verdes, con plantaciones de mango y  cacahuete, y de varios embalses para guardar agua de lluvia. Estos son los cambios más superficiales que ha sufrido la zona. El resto, se pueden ir descubriendo una vez entras en el Campus que la organización tiene en Anantapur; se trata de un mundo aparte de la región, incluso de la India.  

El primer día nos llevaron a Bathalapalli, a unos 25 km de Anantapur. Allí se encuentra el primer proyecto que están ayudando a financiar los usuarios del Banco Sabadell a través de WorldCoo, el Hospital de Pediatría, así como algunos otros proyectos que la entidad lleva a cabo en la región.

Al aparcar cerca del hospital empezamos a ver todo el tránsito de gente entrando, saliendo, esperando… Y es que según nos contaron, éste se ha convertido en un centro de referencia en el estado por la calidad de sus servicios. Es la joya de la corona de la Fundación. Un total de 80 médicos y voluntarios atienden unas 1900 consultas al día. Antes los servicios eran totalmente gratuitos, ahora cada familia paga según lo que se puede permitir y, para eso, tienen las cartillas de colores. Los niños/as apadrinados tienen un color de cartilla especial y reciben atención totalmente gratuita, igual que las personas que no se la pueden permitir y que reciben ayuda por parte de algunos de los programas que se impulsan, como el que participa Banco Sabadell junto con WorldCoo. Gracias su aportación solidaria, 1.300 niños/as podrán recibir atención médica de forma totalmente gratuita.

hospital

Hospital Pediátrico de Bathalapalli

El hospital cuenta con dos salas de urgencias, una ambulancia, diez camas para cuidados intensivos, laboratorios con la maquinaria más avanzada, un banco de sangre reconocido por el gobierno, 350 camas para postoperatorios, una sección de ginecología óptica, forma a sus propias enfermeras, recibe médicos de España que participan como voluntarios en proyectos específicos, están construyendo 10 quirófanos nuevos… Y además tienen la zona de Pediatría, con capacidad de hasta 80 niños y la UCI neonatal. Conocimos a uno de los voluntarios y nos explicó que había llegado al hospital con muchos prejuicios del tipo de lugar donde trabajaría, pero que estaba rodeado de las mismas máquinas que en su lugar de trabajo en España.

Otro de los proyectos que visitamos el embalse de agua que los usuarios de Planeta Huerto habían ayudado a financiar a través de WorldCoo. Los embalses de agua son una pieza clave para el impulso de la economía de Andhra Pradesh, el segundo estado más árido de la India. Las condiciones meteorológicas condicionan la agricultura del país, el medio de vida de casi el 80% de la población.

La construcción de estructuras hídricas como esta proporciona a las comunidades agrícolas la tranquilidad y la seguridad de que podrán hacer frente a las épocas de sequía y prevenir situaciones de emergencia. A través de la construcción de este embalse, se podrá regar unas 50 hectáreas, beneficiando de forma directa a 12 familias de agricultores y a 203 familias de este pueblo de forma indirecta.

Una de las cosas que sorprende más de la Fundación es lo bien pensado y encajado que está todo. Como es de suponer, eso es fruto de pensar y trabajar muchísimo y siempre con la máxima honradez.

familia

Jordi y Joana en uno de los pueblos que visitaron

Lo que vimos en estos y otros proyectos es que el objetivo principal de Vicente y Anna Ferrer siempre fue el de empoderar a la clase más baja, a los que siempre fueron menospreciados e incluso matados por su enfermedad o condición, que representaba una vergüenza para la familia. Dálits, gente sorda, muda, con síndrome de Down, enfermos/as de sida o con problemas de movilidad por culpa de la polio. Todos han entendido que son iguales a los demás y ahora las familias incluso se sienten orgullosas de sus logros. Un día Vicente dijo; “Mi trabajo consiste en conseguir sueños imposibles” y es justamente esta la sensación que uno se lleva de la Fundación, presenciar un milagro”.

Equipo WorldCoo

4 motivos por los que el compromiso social ayuda a la empresa a fidelizar al cliente

Como empresas comprometida con la sociedad y nuestro entorno, es innegable que tenemos una responsabilidad social con todo aquella que nos rodea y que nos ayuda a llevar a cabo nuestro negocio. Pero más allá de nuestro compromiso e involucración social, hay una serie de razones por las que promover la sostenibilidad se convierte en un fuerte aliado a la hora de fidelizar tu cliente. Veamos por qué:

fidelizar-cast

1. El entorno competitivo de las empresas hace al cliente más exigente. El escenario competitivo cada vez es más amplio. Los clientes cada vez tienen más opciones de compra a la hora de decantarse por una compañía u otra. Es por eso que la empresa es cada vez más exigente en sí misma y, en ese particular contexto, el compromiso social de todo negocio puede ser un factor decisivo para decantarse por una empresa u otra.

2. El cliente construye lazos con las marcas. Otra de las características del mundo en el que vivimos es la posibilidad que tienen las marcas de entrelazar relaciones personales con los clientes, más allá de la propia compra. El compromiso social es una razón para involucrar al cliente en las actividades cotidianas del negocio y, por lo tanto, fortalecer los vínculos que tienen y asegurar una relación duradera.

3. El cliente busca marcas con las que comparta valores. Lo que compramos dice mucho de nuestra personalidad, cosa que explica por qué somos tan exigentes con lo que compramos. Reconocer los valores de nuestra marca es la clave de una relación duradera y exitosa.

4. Las malas prácticas tienen rápida difusión. No respetar el medio ambiente o la sociedad ya no pasa desapercibido. Los errores llegarán a tu cliente en un abrir y cerrar de ojos y dañarán tu reputación. Actuar responsablemente es la única manera de evitar ese riesgo.

Equipo Worldcoo.

Día Mundial de la Salud

Hoy 7 de abril – Día Mundial de la Salud – queremos hacer un breve repaso por algunos de los proyectos que nuestros eCommerce con causa están ayudando a financiar relacionados directamente con la atención sanitaria. Nos sentimos muy orgullosos de saber que, gracias a ellos y a todos sus usuarios, distintas ONG locales e internacionales podrán llevar a cabo varias iniciativas con el objetivo de que el acceso universal a la atención sanitaria se haga realidad y la investigación médica sea una prioridad . ¡GRACIAS A TODOS!

dmsalut

  • Capaces de Sonreír con los Doctores Sonrisa: gracias a la colaboración de los usuarios de Promofarma, los Dr. Sonrisa de la Fundación Theodora podrán visitar 35 niños y niñas con discapacidad funcional intelectual, potenciando así su desarrollo sensorial y físico. Más información.
  • Ningún niño con lepra: En la India, 9 de cada 100 casos nuevos de lepra se detectan en niños y niñas. Junto con la entidad Fontilles, la comunidad de Uvinum financiará el material quirúrgico y medicinas necesarias para que 40 menores se puedan tratar con cirugía ortopédica. Más información.
  • Atención sanitaria a la población de Sierra Leona: a través de la ONG África Directo, Percentil está recaudando para que 6.000 personas en Sierra Lena tengan acceso a los servicios sanitarios durante seis meses. Más información.
  • Atención pediátrica en Andhra Pradesh, India: el Hospital Pediátrico de Bathalapalli, en la India, podrá atender a 1.300 niños y niñas menores de 15 años gracias a la solidaridad de los usuarios de Banc Sabadell y con la colaboración de la Fundación Vicente Ferrer. Más información.
  • Para que los niños con Enfermedades Raras tengan acceso a una educación de calidad: este es el objetivo que se ha propuesto la comunidad MeQuedoUno, que están aportando para favorecer la educación inclusiva de 25 niños a través de FEDER. Más información. 

Equipo Worldcoo

La experiencia de Jordi y Joana en Patongo, Uganda

Nuestros Embajadores visitan el proyecto que ayudamos a financiar junto con Santa Fixie Group, uno de nuestros “eCommerce con causa” y Chance for Childhood

capcelera_ES

La aventura de Jordi y Joana en África ha dado para mucho. Hace unos días os hablamos del uso de la bicicleta como instrumento de inclusión social y hoy damos prueba de ello.

Después de visitar la escuela rural con la que colaboramos hacemos unos meses de la mano de la ONG Active Africa en el poblado de Tumm (Kenia)  – puedes recordar el proyecto AQUÍ – nuestros dos embajadores continuaron sus andaduras por África dirección Patongo, en Uganda.

DSC04230

Joana y Jordi con algunas de las personas que se han podido beneficiar del programa

Patongo es una zona rural del norte del país que todavía sufre las consecuencias de dos décadas protagonizadas por los conflictos entre el gobierno y el ejército.  A raíz de ello, muchos niños y niñas quedaron huérfanos y, hoy en día, la mayoría de ellos viven en grupo bajo la tutela de algún adulto de la comunidad. No obstante, la encargada del día a día de la familia es la niña más grande del pequeño grupo; ella se ocupa de hacer la comida, cuidar de sus hermanos y cultivar el huerto familiar mientras sus hermanos van a la escuela. La mayoría de ellas ha tenido que abandonar sus estudios, dado que los centros educativos están demasiado lejos de su casa y no les da tiempo a compaginar el trabajo del hogar con el de la escuela.

Frente esta situación, la ONG local Passion for Community, juntamente con Chance for Childhood, pusieron en marcha un proyecto con el que dotar de bicicletas a niñas huérfanas para que la falta de tiempo y el desplazamiento hasta su escuela no suponga un impedimento para poder continuar con sus estudios, llevar los excedentes del huerto al mercado de forma más fácil, llegar al médico a tiempo si algún miembro de la familia se pone enfermo… y, en definitiva, tomar control de su propia vida.

En Worldcoo, conocemos de primera mano este proyecto porque justo hace unos meses ayudamos a financiar la distribución de 25 bicicletas de la mano de Santa Fixie Group, uno de los e-commerce que colaboran con nosotros. Puedes recordar el proyecto AQUÍ.

En Patongo, Jordi y Joana han tenido la ocasión de conocer y charlar con algunos de las adolescentes que han podido continuar sus estudios a raíz de este programa.

¡Aquí, algunos de ellos!

DSC04201

Jordi junto con Margaret, Janneth, trabajadora social de Passion for Community y otro niño

Margaret Amono

Margaret Amono es la hermana mayor de un grupo de seis que, años atrás, quedaron huérfanos. A través de la bicicleta ella ahora puede estudiar peluquería en Patongo.

“Soy Margaret Amono. Antes de tener la bicicleta, solía ir a la escuela a pie y, a menudo, llegaba tarde. La verdad es que eso me cansaba mucho, lo que hacía que no me concentrara mucho en las clases. Pero ahora que tengo la bicicleta, puedo llegar pronto a clase y tengo tiempo para todo.

Esta bicicleta también me está ayudando a llevar los alimentos del huerto al mercado y a llevar a mis hermanos al médico cuando están enfermos, así que estoy muy agradecida por ello”.  


DSC04238

Una de las usuarias del proyecto, Atto Scovia

Atto Scovia

“Mi nombre es Atto Scovia y tengo 16 años. En Julio me dieron una bicicleta, así que ya hace unos cuantos meses. Durante este tiempo, la bicicleta me ha ayudado a moverme de un sitio para otro, puesto que yo provengo de un condado lejos de este lugar. Normalmente viajo con otro joven para aprovechar este transporte.

La bicicleta también nos está ayudando a llevar agua de un sitio para otro, puesto que la fuente de agua potable se encuentra muy lejos de nuestra casa. Además, también nos ayuda a ir al mercado y vender algunos de los alimentos que cosechamos, así como transportar otros cultivos del huerto”.


DSC04241

Otra de las usuarias, Acem Pamela

Acem Pamela

“Soy Acem Pamela y hace 5 meses que me facilitaron una bicicleta. Antes de tenerla, se me hacía muy difícil ir al centro educativo por falta de tiempo. Ahora, por ejemplo, vengo del curso de peluquería al que puedo atender. Además, me ayuda a llevar al médico a todo aquel que lo necesite. La uso a diario. Viajo, voy a la escuela y vuelvo a casa. Durante el fin de semana, la uso para transportar cultivos del huerto y llevar agua”.


 Jordi, Joana, muchas gracias por trasladarnos vuestras impresiones y visitar de primera mano este proyecto tan especial para nosotros.

Ha sido un placer. La verdad es que cuando pensamos en el terreno del voluntariado en países como Uganda, siempre nos viene a la mente el gran nombre de organizaciones más famosas que se encuentran en estos países desde hace tantos años (UNICEF, ACNUR….). Fue muy interesante ver y comprobar que una organización local y otra no tan conocida han estado capaces de montar todo este proyecto y llevarlo a la práctica de forma satisfactoria. ¡Qué gran trabajo!

A menudo, desde casa, hay la incertidumbre de si las ayudas que podamos mandar desde aquí son apropiadas y de si llegan a su destino.   Por eso, es importante tener confianza en el proyecto o en la entidad en la que dona soporte. Los proyectos que hemos visitado optimizan y aprovechan cada ayuda que reciben y eso, a nosotros, nos hace seguir creyendo en la colaboración entre las personas. 

Equipo Worldcoo.

5 razones por las que implicar a tu equipo en acciones de RSC

La Responsabilidad Social Corporativa es un tema que cada vez está más estrechamente ligado a la esencia de la compañía.  Hoy en día, no basta con simplemente decir que eres responsable; ahora, tienes que demostrarlo en cada de una de las acciones que realizas.

En este contexto, la participación e implicación de tu equipo en la estrategia de RSC de tu compañía, resulta esencial para que cada uno se sienta parte de ella.

Y es que implicar a tu equipo en acciones de RSC te trae ventajas como estas:

WorldCooCAST

1. Un equipo involucrado genera una buena imagen de la compañía. Al final del día, un negocio no es más que el total de personas que forman parte de él. Un equipo que no comparta los valores de la compañía tendrá dificultades para representarla, lo que dañaría la imagen de la empresa e iría en contra de los esfuerzos que se han hecho en materia de RSC.

2. Un equipo involucrado es un equipo fiel. Si los empleados juegan un papel fundamental en intentar alcanzar los objetivos que la compañía se ha propuesto, conseguir tener un equipo fidelizado, es clave para el buen desarrollo del negocio. El equipo humano es uno de los principios activos más grandes de la empresa, sino el que más, e involucrarlos en la toma de decisiones estratégica de la compañía les hará sentir “como en casa”.

3. Un equipo involucrado es un equipo motivado. La motivación mueve montañas. Ser capaz de que el empleado se sienta parte del negocio y de sus retos hace que el equipo sienta esos retos como suyos y los enfrentará con toda su energía para obtener mejores resultados.

4. Un equipo involucrado conlleva un mejor ambiente de trabajo. Compartir objetivos y valores facilita una mejor conexión entre los miembros del equipo y, con ello, contribuye con la creación de una atmósfera de trabajo más agradable, con relaciones mucho más eficientes entre la gente que forma el equipo.

5. Un equipo involucrado atrae talento. Trabajar en un negocio en el que el equipo tenga derecho y voto hace que el trabajo se convierta en una experiencia gratificante. Esta participación atrae la atención de nuevos empleados potenciales ya que parece una perspectiva atractiva.

El equipo Worldcoo.

e-Commerce. Retos sociales de un sector en pleno crecimiento

En los últimos años, el comercio electrónico ha adquirido un protagonismo indiscutible en el mundo del comercio. A día de hoy, ya representa el 6% del total del comercio del mundo, cifra que no hace más que aumentar año tras año, según un estudio llevado a cabo por eMarketer. En nuestro país, el crecimiento del e-commerce se ha multiplicado 17 veces más rápido que en el caso de las empresas tradicionales. Lo dice la encuesta “El perfil del comprador online 2017”, que llevó a cabo Xopie.

La venta a través del canal digital ha atraído a personas de todos los sectores posibles, apoyado por el enorme papel que juegan los teléfonos móviles en nuestro día a día, el creciente impacto de las redes sociales y la internacionalización. Hoy en día, el 51% de los negocio que se dedican a la venta a través de canales online, registran un mayor crecimiento.

Hay algunas cifras que muestran el éxito que el e-commerce ha tenido y que ponen a este sector en el centro de atención, sin pasar desapercibido ni este ni su compromiso que  representa con la sociedad y su alrededor.

Se calcula que un 39% de los puestos de trabajo que se han creado en nuestro país a lo largo del último año, pertenecen al sector  del e-commerce, y es responsabilidad de las empresas de este sector asegurarse que estos nuevos puestos de trabajo tienen un impacto positivo en nuestra sociedad.

Las empresas ya no pueden ser solo digitales, ahora también tienen que ser responsables y asumir algunos desafíos como estos:

Post11CAST-01

 

  • Generar empleo que promueva igualdad de condiciones y facilite la conciliación, no solo en beneficio del equipo humano , sino también de los resultados de a compañía y que se convierta en un ejemplo a seguir.
  • Generar un trabajo estable en condiciones equitativas en el sector e-commerce puede conducir a una reducción de la tasa de inseguridad laboral de nuestra sociedad y, consecuentemente, contribuirá a luchar contra la pobreza de nuestro país.  Esta tendría que ser la oblogación de todo negocio, incluyendo el digital.
  • Defender y promover los valores de cuidar el medio ambiente y respetar nuestro entorno es una cuestión de imagen de la empresa, pero también una cuestión de responsabilidad para lasnuevas empresas que ya no pueden ignorar lo que está sucediendo a su alrededor.
  • Exigir el mismo compromiso social a los proveedores y socios, de forma que el e-commerce pueda convertirse en una fuerte herramienta para promover el cambio hacia un mundo más justo, más sostenible y responsable.

El comercio electrónico está creciendo, y está en sus manos decidir si lo seguirá hacienda a favor de la sociedad que le rodea y a la que está llegando.

Equipo Worldcoo.

 

¡La red de Embajadores de Worldcoo sigue creciendo!

Hoy os presentamos a Patrick, nuestro nuevo embajador en Nepal.

capcelera_ES

DSC00409 (1)La inquietud solidaria de Patrick viene de lejos. A lo largo de toda su vida ha colaborado y participado en distintos proyectos y causas sociales, como la lucha contra la violencia de género, el maltrato animal o el cuidado de las personas mayores. Pero es ahora cuando Patrick va a afrontar la que será, seguramente, la experiencia más intensa de su vida.

Patrick, ingeniero comercial de origen holandés, cogió un vuelo dirección Nepal a principios del mes de febrero. Su intención es visitar y colaborar con distintas ONG de la zona. La primera de ellas ha sido la ONG Street Child, entidad con la que nosotros hemos colaborado en más de una ocasión.

A continuación, Patrick nos cuenta el porqué de su viaje y su primera experiencia en Katmandú.

  • ¡Bienvenido a nuestro Programa de Embajadores Patrick! ¿Qué te ha llevado a emprender esta nueva experiencia ahora?

¡Muchas gracias por la bienvenida! A veces no nos damos cuenta, pero vamos muy rápido por la vida, por inercia, y eso es lo que me pasó a mi. Colegio, instituto, universidad, prácticas, primer trabajo, segundo trabajo… Y todo dentro de mi burbuja de bienestar. En la carrera tenía un sueño, y era viajar solo por países que fueran bien distintos al mío, y ese sueño se fue quedando atrás, enterrado por el día a día. Pero hace unos meses, haciendo introspección rescaté la idea y pensé que nunca habrá un momento perfecto, y mejor hacerlo ahora que tengo pocas ataduras. Si no, uno se mete al 100% en la carrera laboral pero con el arrepentimiento de haber dejado de hacer cosas, y eso es una cosa que no me permitiría.

  • ¿Por qué Nepal y no otro país?

Porque quería ir a un país que desafiase mi cultura, mi condicionamiento social, todo a lo que estoy acostumbrado, y en el que pudiera ayudar de alguna manera. Con esta idea en mente, entraban muchos países como candidatos, así que para acabar de decidir, pensé en otro factor un poco más egoísta: me encanta la montaña. Y para un montañero, los Himalayas es lo más alto a lo que se puede aspirar, literalmente. Además, me surgió la posibilidad de ayudar a un guía de montaña, Shiva, con su empresa (de una persona), Himkala Adventure, que a su vez ayuda en todo lo posible a la gente de su zona natal, Gorkha (epicentro de los terremotos de 2015). Así que la decisión se tomó sola.

  • ¿Qué esperas hacer aquí? Cuéntanos un poco más acerca de los proyectos que vas a visitar y cuál va a ser tu rol.

DSC00405 (1)Hace dos semanas ya fuimos al pueblecito natal de mi anfitrión, Shiva, dónde dejé la mayoría de material y ropa que pude traer de Barcelona, además de participar en una boda hindú tradicional, muy enriquecedor todo.

Hace unos días visité un orfanato, Possible Nepal, con el que pude contactar vía Couchsurfing, y que resultó que mi anfitrión conocía. Fui como ayuda puntual, dado que mi trabajo diario está con Shiva, pero al menos pude ir con el director del centro a comprar alimentos para unos cuantos días, así como material escolar. En cuanto a las aportaciones y material para orfanatos y colegios, un consejo para los que quieran comprar material allí y traerlo a Nepal: guardad vuestro presupuesto y comprad en Katmandú, podréis conseguir 10 veces más material. Para que os hagáis una idea, con 12€ compramos 60 kg de patatas, y con 9€ 44 libretas de ejercicios.

Además, está en el aire ayudar en alguna actividad a Shed The Light Nepal, una iniciativa conjunta entre Australia y Nepal que trabaja por la paz, en la reconstrucción por los terremotos, en ayudar a los niños y niñas y en el empoderamiento de las mujeres en Nepal. Los conocí nada más llegar aquí, y por lo que he visto tienen unos proyectos muy interesantes.

Y como auditor de Worldcoo, acabo de visitar Street Child Nepal, para ver qué se hace en este proyecto que tienen en el país, a quién ayuda y cómo.

  • ¿Qué es lo que más te ha impactado hasta la fecha?

El buen humor con el que la gente de Nepal lleva las dificultades. El sueldo de  la mayoría es muy bajo, hay mucha gente sin casa a raíz de los terremotos, edificios derrumbados, contaminación, pobreza, … y son la gente más agradable y simpática que he conocido nunca. Y podría entender un cierto resquemor hacia los turistas, que pasamos volando por encima de su día a día y vamos a hacer nuestros trekking en sus montañas. Pero eso no se da. Y no es porque haya un interés de hacer negocio, que seguro que lo habrá, sino que la gente se pone a hablar contigo con el único fin de compartir un rato de conversación. Niños, gente mayor, todo el mundo. A pesar de todas las dificultades, salen adelante con muchas más sonrisas que la mayoría de la gente que ves en ciudades europeas. Sus dificultades ya te hacen ser humilde, pero el cómo lo llevan aún más.

  • DSC00414 (1)Con Street Child has visitado una escuela que se construyó para que niños y niñas de familias inmigrantes que trabajan en fábricas de ladrillos tuvieran acceso a la educación. ¿Cuál ha sido tu impresión?

Ha sido buenísima, y ha sido una experiencia muy interesante y sorprendente. Hay un montón de conceptos que uno no se plantea: que hay una temporada para la fabricación de ladrillos, invierno, evitando la temporada de lluvias dado que los ladrillos se secan al aire libre antes de pasar por el horno; que los trabajadores son generalmente de pueblos fuera del valle de Katmandú, e incluso de India, y que vienen atraídos por la seguridad de 6 meses de trabajo; que viven ahí mismo, entre los ladrillos que ellos mismos fabrican; y mucho más.

El trabajo que hace Street Child of Nepal, junto con Kopila Nepal, es buenísimo y ayuda en muchos frentes a la vez: da educación a los hijos e hijas de las familias que trabajan en la fábrica de ladrillos, pero también de esta manera garantiza que estén a salvo y bien cuidados, y gracias a todo esto da unas mejores condiciones de trabajo a los y las que trabajan ahí. Saben que sus hijos están cerca, aprendiendo y bien cuidados.

  • ¿Cómo describirías la gente que vive allí?

Son gente que vive en condiciones difíciles, en cabañas de media altura entre filas de ladrillos en proceso de secado, con los animales de corral viviendo con ellos, muy lejos de sus hogares. Y a pesar de todo, felices, amables y con una sonrisa permanente. Hemos dado una vuelta entre las cabañas y los ladrillos y había 2 o 3 familias, sentadas en el suelo compartiendo el rato de la comida y riendo. Son abiertos y optimistas, cosa que hace que uno se cuestione qué hacemos mal en sitios dónde hay más riqueza para tener índices tan altos de depresión e intolerancia.

  • ¿Cuáles crees que son sus principales necesidades ahora mismo?

DSC00402 (1)No sabría por dónde empezar. Primero, no hay demasiado trabajo en los pueblos, así que tienen que venir a la ciudad. Además, las mejores oportunidades y educación están en la capital, así que vienen aquí tanto por ellos como por sus hijos.

En cuanto al proyecto, es una pequeña escuela de un solo espacio con dos lavabos (niños y niñas) y una valla que cierra el espacio de patio. Está realmente bien, porque la estructura y cimientos son sólidos, a prueba de terremotos (un diseño de Unicef, por lo que me han dicho), y la idea es que se tenga lo básico, y eso se consigue. Pero hay limitaciones y se necesitan, básicamente, más fondos.

Por ejemplo, hay muchos trabajadores que vienen de la India y sus hijos no pueden ir a la escuela porque no pueden hacer dos clases, una en nepalí y otra en hindi. Por lo tanto, necesidad: construir otro módulo para los hijos e hijas de familias indias.

Además, hay muchos más niños y niñas de los que se pueden admitir en la clase, así que también se podría construir otro módulo sólo para dar cabida a más niños.

Luego, al finalizar la temporada de ladrillos las familias vuelven a sus hogares y la escuela cierra, básicamente por falta de fondos, y se presta el servicio en temporada de trabajo porque es cuando más necesidad hay. Pero con sólo un poco más, dado que la estructura física y el material es un gasto no recurrente, se podría mantener la escuela abierta durante todo el año, dando así trabajo fijo a las profesoras, y dando servicio a los niños y niñas de la zona.

Resumiendo, se necesitarían más módulos como el ya construido, uno para admitir a más niños nepalís y otro para poder dar clases en hindi, así como más fondos para pagar todo esto y poder mantener la escuela abierta durante todo el año y dar un servicio a las familias de la zona.

  • Alguna anécdota que quieras compartir…

DSC00412 (1)De los niños, cómo no: antes de irnos, la profesora nos dijo que esperáramos, que los niños nos querían dar una cosa. Una niña vino hacia mí tímidamente y me dio una cartulina azul doblada por la mitad con un dibujo que recuerda a un mandala, con unas estrellitas brillantes, y con un texto dentro: “Welcome to Kopila preparatory class”. A Duncan Peat, mi nuevo amigo escocés de Street Child, le dio otra cartulina, y los dos se lo agradecimos infinitamente con muchos “dhanyabhadh”, “gracias” en nepalí. Por suerte, en mi mochila llevaba una bolsa de caramelos y les pudimos dar unos pocos. Una despedida perfecta para una visita muy bonita e interesante y con un mensaje que me ha acompañado durante todo el tiempo que llevo en Nepal: con lo que no es mucho para nosotros, podemos dar una ayuda que significa muchísimo para ellos.

Patrick es uno más en nuestro programa de Embajadores de Worldcoo y su aventura por Nepal justo acaba de empezar, así que estad atentos a los próximos posts!

De momento, podéis seguirle a través de su LinkedIn. 

Equipo Worldcoo.  

Un año después

Se cumple un año desde que la Comisión Europea acreditara la tecnología de Worldcoo como el estándar europeo en micromecenazgo en ecommerce.H2020-Web

El programa Horizon 2020 de la Comisión Europea contribuye a abordar los principales retos sociales, promover el liderazgo industrial en Europa y reforzar la excelencia de su base científica. Entre las casi 1.000 compañías presentadas para formar parte de este programa, nuestro innovador proyecto WIDGET 3.0 hizo que nos convirtiéramos en  una de las 9 compañías españolas seleccionadas y desde entonces…. ¡no hemos parado de trabajar! :)

Logo_widget_3.0A lo largo de estos últimos 12 meses, hemos trabajado en el desarrollo de nuevas y mejores aplicaciones online que nos ayudarán a dar respuesta a muchas más causas sociales. Hoy en primicia… ¡os avanzamos algunas de ellas!

  • Ya lo tenemos todo a punto para la puesta en marcha de una nueva funcionalidad que permite que varias compañías recauden fondos para una misma causa concreta de forma rápida y sencilla. Esto es lo que nosotros llamamos, “campañas públicas”. Nos será de gran utilidad para dar una respuesta mucho más rápida y efectiva a las distintas emergencias humanitarias y catástrofes naturales que puedan ocurrir. Pero además de ello, permitirá que e-commerce más pequeños puedan empezar a colaborar con nosotros.
  • Hemos desarrollado un nuevo módulo que facilita la integración del nuevo widget 3.0 a aquellas empresas que trabajan con plataformas de comercio en línea como MAGENTO o PRESTASHOP, ¡lo cual es muy buena noticia!
  • En las próximas semanas, incorporaremos un nuevo módulo que permitirá que a cada usuario se le ofrezca la oportunidad de colaborar con un proyecto social en función de su perfil y motivaciones. Lo conseguimos gracias a técnicas de inteligencia artificial, que se basan en el producto y precio de lo que busca el usuario a nivel online. Ello nos permitirá tener una tasa más alta de conversión. Es lo que se llama “machine learning”.
  • No hemos dejado de mejorar nuestra plataforma interna de gestión para ampliar y mejorar nuestros canales de captación con una respuesta mucho más personalizada a todas las compañías que colaboran con nosotros.
  • Y por último, y el más importante, durante estos últimos meses hemos sentado las bases para poner en marcha un nuevo y revolucionario canal de financiación que verá la luz a lo largo de este 2017. Se trata de un nuevo canal que permitirá hacer donaciones solidarias en las tiendas físicas directamente. Cuando un cliente pague con su tarjeta de crédito tendrá la posibilidad de añadir un euro a su compra o, redondear el importe final de su compra. Sin duda, se trata de la novedad más grande que presentaremos y que, de bien seguro, va a tener mucha repercusión.

Todas estas nuevas funcionalidades nos permitirán convertirnos en un referente a nivel mundial y, lo más importante, alcanzar nuestro objetivo de cara a este 2017: triplicar el número de donaciones recibidas.


  • Puedes consultar el plan de comunicación de nuestro proyecto WIDGET 3.0 AQUÍ. 
  • Puedes acceder a nuestro plan de integración a través de ESTE ENLACE.

Equipo Worldcoo.

La experiencia de Jordi y Joana en Tumm (Kenia)

capcelera_ES

2º capítulo de la experiencia de nuestros embajadores en África.

Jordi y Joana visitan uno de los proyectos que hemos ayudado a financiar: la escuela primaria de Tumm (Kenia).

A lo largo de su experiencia en África, Jordi y Joana han tenido la oportunidad de visitar algunos de los proyectos que hemos financiado, o estamos ayudando a hacerlo, en países como Etiopía, Uganda o Sierra Leone, entre otros.

Es el caso, por ejemplo, del proyecto que realizamos en Tumm, una pequeña aldea situada al norte de Nairobi (Kenia), junto con la ONG Active Africa y a través de la solidaridad de los usuarios de Zacaris, uno de nuestros e-commerce con causa.

Tumm se localiza en una zona muy árida y de difícil acceso, con lo que la población no dispone de los servicios mínimos necesarios en cuanto a la salud y educación. La ONG trabaja allí para afrontar la educación, el hambre y la desnutrición de los más pequeños, uno de los principales problemas de la zona. A través del proyecto con el que colaboramos, la ONG pudo llevar un control de la salud de los niños/as más pequeños del poblado e incidir en su comportamiento y educación a través del principal centro educativo que hay. Puedes recordarlo AQUÍ.

Jordi y Joana consiguieron superar las difíciles condiciones para llegar hasta allí. A continuación, ¡su experiencia contada en primera persona!


DSC03917“¿Qué es lo primero que haríais si tuvierais que ir a un sitio nuevo? Pusimos Tuum en Google Maps y… ¡sorpresa! No aparece. Esto ya nos daba una pequeña pista de las facilidades que nos encontraríamos para llegar hasta allí.

Nos comentaron que tendríamos que llegar hasta Baragoi y, desde allí, intentar coger algún tipo de transporte que llegara más al norte, hasta Tuum. Así que, una vez en Baragoi, nos levantamos muy pronto, desayunamos y nos sentamos fuera del bar, en el camino principal el pueblo, a esperar. Al cabo de cinco minutos, preguntamos al primer coche que pasó si iba a Tuum…¡y sí! Eran las 9.30h de la mañana y ya estábamos en el poblado ¡No nos lo podíamos creer!

Tras conocer a Steven y Angelica, una pareja de misioneros de Irlanda del Norte, y sus fascinantes aventuras de cooperación, nos dirigimos a la casa donde se encontraban las Hermanas misioneras Teresitas, quienes colaboraban con la ONG Active Africa.

20160916_112426Nos abrió la puerta la Hermana Dora y tras charlar un tiempo con todas ella, decidimos visitar la escuela que años atrás había impulsado la ONG. De camino hacia allí, pudimos fijarnos un poco más en el pueblo. Se trataba de un camino de polvo y alrededor había alguna tienda, casitas y cabañas. Por todos lados, había gente en la sombra de las grandes acacias y cabras y camellos pastando. Todos ellos, con la incertidumbre de no conocer quiénes eran los dos nuevos msungus que habían ido a parar a su pueblo.

DSC03853A los pocos minutos, llegamos a la escuela. Se trataba de dos edificios: el comedor y la cocina en uno, y las clases  y una pequeña oficina en la otra. Con el dinero que se había recogido de la mano de Worldcoo, se pudo financiar parte del material educativo, la comida para los niños y niñas y el sueldo de los trabajadores de la cocina durante ese último año.

Ese mismo día pudimos entrevistar a las madres de algunos de los niños y a dos trabajadoras de la cocina para saber el impacto que había tenido el proyecto. Se trataba de un sitio bastante simple, pero muy acogedor.

20160916_113536La sensación que tuvimos después de visitar el proyecto, es que es impresionante la tarea que se está realizando allí y que se necesitan muchos más proyectos como estos para seguir mejorando la calidad de las personas que más lo necesitan. Creemos importante destacar que en la búsqueda de nuevos proyectos sociales, es importante seguir dando soporte a aquellos que no regalan nada a la población, sino que les facilitan herramientas para que sean ellos mismos los que hagan el cambio. 

No siempre somos conscientes de la suerte que tenemos al haber nacido donde lo hemos hecho y con las condiciones que nos han sido dadas. Una pequeña ayuda por nuestra parte supone una gran diferencia para aquellos que no han tenido la misma suerte” .


Gracias Jordi y Joana por compartir vuestra experiencia con nosotros!

En el próximo post os hablaremos de su paso por Patongo, en el norte de Uganda.

Equipo Worldcoo.

made with in BCN