Semana Europea del Cáncer de Pulmón

Del 10 al 17 de Septiembre se celebra la Semana Europea del Cáncer de Pulmón para concienciar a la población acerca de los malos hábitos que pueden provocar esta enfermedad, los síntomas que presentan los pacientes que la padecen y las terribles consecuencias que conlleva vivirla.

El cáncer de pulmón es uno de los más frecuentes en el mundo y es el que tiene el mayor índice de mortalidad registrado. Se estima que a nivel mundial este 2015 habrá 1,9 millones de nuevos casos de cáncer de pulmón y, en España, esta cifra será de 28.300 nuevos casos.

La principal causa que provoca la enfermedad es el consumo, activo o pasivo, del tabaco, pero también influyen otros factores relacionados con el estilo de vida de la persona, como por ejemplo, llevar una dieta equilibrada.

Fumar provoca entre el 85% y el 90% de los cánceres de pulmón

Actualmente no existen signos o síntomas específicos que indican que alguien padece cáncer de pulmón. Por ese motivo, esta enfermedad se diagnostica cuando ya se encuentra en un estado bastante avanzado debido a que los síntomas obligan al paciente a acudir al médico.

Los más frecuentes son:

  • Tos: es el síntoma más frecuente.
  • Tos con sangre: es un síntoma muy llamativo para el paciente y normalmente es el que lo lleva a acudir al médico.
  • Disnea: el paciente nota sensación de falta de aire.
  • Dolor torácico y dificultad para respirar aire.

El cáncer de pulmón puede afectar a otras zonas del cuerpo humano según su localización y eso puede llevar a otros síntomas como por ejemplo dolor de cabeza o dolor lumbar. Es importante saber que todos estos síntomas pueden estar relacionados con otras enfermedades pero se recomienda acudir al médico cuando éstos se presentan en una persona.

Semana Europea Cáncer Pulmón

Con respecto al tratamiento, es esencial conocer qué tipo de cáncer del pulmón es y cuál es su extensión. También es importante saber la edad del paciente y su estado de salud. Existen cuatro formas básicas de tratar el cáncer de pulmón: cirugía, radioterapia, quimioterapia y terapia dirigida

La mayoría de personas con este tipo de cáncer reciben más de un tipo de tratamiento, pero por desgracia, muchas veces esto no sirve de nada debido a que, como hemos comentado anteriormente, se ha detectado el cáncer en una situación muy avanzada.

Por ese motivo, la mejor prevención para este tipo de enfermedad es abandonar el tabaco,  intentar no estar expuesto al humo de éste o a minerales carcinógenos pulmonares y llevar una vida con una alimentación equilibrada y ejercicio físico constante.

Entre todos debemos ser conscientes de la gravedad de la enfermedad y de cómo la podemos evitar antes de que sea demasiado tarde.

El equipo Worldcoo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

made with in BCN