¿Eres un eCommerce? Permite a tus clientes hacer donaciones. INSTALAR WORLDCOO

Tag - hospitales

1
“En cada visita intentamos que la risa y la ilusión inunde el hospital”, Doctor Fiebre
2
100 visitas más de Doctores Sonrisa en hospitales de España
3
Invirtiendo en sonrisas para llevar alegría a los hospitales infantiles
4
Hospitales llenos de sonrisas gracias a los clientes de Pc Componentes

“En cada visita intentamos que la risa y la ilusión inunde el hospital”, Doctor Fiebre

capceleraHace más de 5 años que Albert trabaja en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona como Doctor Sonrisa. Allí todos lo conocen como “Doctor Fiebre”, fiebre de la buena, fiebre de Rock & Roll.

“Cuando alguien está de buen humor, es más optimista; cuando alguien tiene ilusión, tiene más esperanza y la enfermedad y el dolor se viven de forma distinta”, nos cuenta Albert. Esa es la misión de los Doctores Sonrisa que trabajan para la Fundación Theodora: desdramatizar la hospitalización infantil y lograr que los niños sigan siendo niños aunque estén en el hospital. Tal y como comenta el Doctor Fiebre, “en cada visita, intentamos que la risa suene en cada habitación del hospital, llevar la ilusión a nuestros queridos “im-pacientes” y a sus familiares”.

Tras más de 20 años de recorrido, a día de hoy la Fundación Theodora está presente en más de 120 hospitales de 8 países europeos. En España un equipo de 29 Doctores Sonrisa visitan en más de 20 hospitales de diferentes comunidades. Estos artistas hospitalarios son “especialistas”  en llevar la ilusión y la alegría allí donde más se necesita. Cada semana los Doctores Sonrisa entran en los hospitales para  ayudar a humanizar la estancia de los niños y niñas ingresados a través del humor.

Hace unos días tuvimos el privilegio de compartir una tarde con el Doctor Fiebre, en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona) y conocer de cerca cómo es su día a día y qué hay detrás de esa bata blanca repleta de Elvis Presley, micrófonos y guitarras que luce.


Doctor Fiebre, ¿cómo empezó tu aventura con la Fundación Theodora?

logo_theodoraLa aventura empezó hará unos 5 años; una amiga mía que trabajaba con la Fundación me comentó que habían convocado un casting para entrar a formar parte del equipo. Me presenté y a partir de allí empezó el proceso de selección. Finalmente fui uno de los escogidos, junto con 3 compañeros más de toda la península.

¿Por qué Dr. Fiebre?

Cuando entras a formar parte de la Fundación Theodora, hay un proceso de formación de 6 meses en el que, como “Doctor Junior”, todavía no tienes tu bata ni tu personaje creado. Es entonces cuando, a través de las visitas al hospital y de tus vivencias, va surgiendo tu Doctor Sonrisa. Según tu forma de ser y personalidad creas tu “especialización” propia,  aquello que crees que puedes aportar, que te hace un doctor único y que te diferencia del resto.  Cada Doctor tiene su mundo y sus particularidades, no todos hacemos las mismas cosas. En mi caso lo vi clarísimo,  me encanta el Rock & Roll y rápidamente vi que un nombre como “Doctor Fiebre” podía dar mucho juego en el hospital. Y es que además de ser un recurso, para mí el rock es también una actitud positiva ante la vida.

Además hay muchos niños que no conocen a Elvis Presley, ni la magia del “Auanbabulubabalambambú”… ¡alguien tiene que darles ese primer contacto con el rock&roll!, ¡así que tengo una misión muy necesaria!  Y te aseguro que los padres me lo agradecen.

Pasado el periodo de Doctor Junior, cuando ya tienes definido tu personaje, es el momento de diseñar tu bata. Después se envía el diseño a una  sastrería de Suiza, donde se encuentra la sede de la Fundación, y allí se  crea la bata con todos los “súper poderes” necesarios para tu aventura como Doctor Sonrisa.

doctorUn Doctor Sonrisa es un artista profesional con largo recorrido, pero a veces eso no es lo más importante. ¿Qué hay que tener para ser un Doctor Sonrisa?

Los Doctores Sonrisa además de tener una dilatada experiencia en sus distintas especialidades (actores, magos, payasos, etc) recibimos  una formación socio-sanitaria de gran importancia que da herramientas vitales a la hora de improvisar con los niños hospitalizados y sus familiares. Además, seguimos protocolos higiénico-sanitario muy importantes para entrar de un modo seguro y saludable para los niños, evitando así posibles contagios y/o infecciones.

La verdad es que se busca un artista con gran empatía y habilidades, que ayude a establecer una relación especial con el paciente. Estar disponible, abierto y consciente a cada situación que podamos encontrarnos. No es tan solo entrar en la habitación y hacer tu número, sino tener la capacidad de acompañar en los momentos más dolorosos y de tensión que hay en el hospital.

Y claro, todos los Doctores somos licenciados en la “Universidad de Jajajarvard” y hemos cursado nuestra especialización en la “Facultad de Ilusiología” donde hemos adquirido un nivel de tontería muy alto y apropiado para nuestra labor… como puedes comprobar aquí y ahora con el Dr.Fiebre…, Ouh Yeah!…

En un día a día tuyo cualquiera, te levantas, llegas al hospital, te vistes y… ¿hay alguna forma de preparase más allá de eso?

En mi caso, lo que me sostiene y aguanta en el hospital es el mismo Doctor Fiebre, tengo mucha confianza en él.  Una vez me pongo la bata, me reconvierto y entro en la actitud de “fiebre de la buena, fiebre de Rock & Roll!”. Aunque a veces pasen cosas a nivel personal y sintamos que no tenemos la energía suficiente para afrontar la jornada, el mismo personaje nos hace entrar en situación y nos da la dosis de positivismo necesaria, que es mucha. Estamos aquí para cambiar el clima del hospital y los Doctores Sonrisa nos ayudan a nosotros mismos.

La mayoría de pacientes que visitas son niños que han sido hospitalizados por razones distintas. Aun así, ¿crees que tienen algo en común?

La mayoría de nuestros “im-pacientes “tienen en común las ganas de volver a casa y de encontrase mejor. Pero no es fácil estar positivo cuando llevas tiempo ingresado en el hospital o cuando el dolor no te deja  dormir. Aparece el aburrimiento, el miedo y los enfados, hay momentos de desesperación y  no aceptación a la enfermedad, por eso tratamos de devolver la  ilusión para recuperarse y volverá  conectar con las ganas de jugar y reír. Pero nuestros pacientes no solo son los niños, también visitamos a los familiares y al personal médico, ellos también necesitan las recetas mágicas de los Doctores Sonrisa.

Padres y personal médico como pacientes, ¿cómo les influyen tus visitas a ellos? ¿Crees que tus visitas también afectan a la atmósfera general del hospital?

Rotundamente sí, y para bien. La risa es contagiosa e influye a familiares, niños, médicos. La risa nos hace fuertes; es un hecho que funciona, y para ello estamos aquí. Cuando alguien está de buen humor, es más optimista; cuando alguien tiene ilusión, tiene más esperanza y la enfermedad y el dolor se viven de forma distinta.

Nuestras visitas ayudan a cambiar el clima general, no solo el de los niños. El hospital se convierte en un sitio más humano, donde los niños puedan ser niños.

Pero, además, a veces no es solo hacer reír, sino simplemente estar presente, acompañando la situación y el momento que nos encontramos. Es igual de importante saludar al niño que a los familiares. Si mejoramos el ánimo de los padres probablemente estemos ayudando a aumentar la ilusión y la capacidad de recuperación de cada “im-paciente”.

doctor2Llamas a la puerta, entras en la habitación y… ¿cuál es la reacción de los niños?

Detrás de cada puerta hay situaciones muy diversas. Siempre nos informamos previamente con el personal sanitario sobre el tipo de enfermedad y estado de ánimo de cada paciente, no es lo mismo visitar a un niño post-operado que a un niño que se va a ir de alta. En general la reacción es positiva, de sorpresa y complicidad. También recibimos respuestas negativas de niños  que no te quieren ni ver, es normal y lógico, están enfadados o tristes y en esos casos respetamos la decisión pero casi siempre logramos establecer relaciones de complicidad que se traducen en juego y agradecimiento.

Una vez visité a un niño que tenía un cartel en la puerta que decía: “prohibido la entrada a los médicos, solo se admiten payasos”. Muchos ya te esperan, porque te conocen. Hay muchos niños que pasan largas temporadas en el hospital, con procesos de recuperación muy largos. En estos casos acabas estableciendo vínculos fuertes con ellos y los familiares, formas parte de su mundo hospitalario y esperan cada semana tu visita. Todos conservan las postales -receta del Doctor, se acuerdan de ti y nosotros de ellos.

A todo ello, no hay que olvidar que cuando un Doctor Sonrisa termina su jornada y llega a casa, es muy probable que se lleve consigo alguna de las historias vividas. Y es que para ser un Doctor Sonrisa se debe tener la suficiente fortaleza emocional para estar permanentemente expuesto a determinadas situaciones. ¿Cómo se lleva eso?

Claro, después de una visita te llevas cosas buenas, pero también de malas y tienes que hacer un trabajo con ello. Muchas veces no te das cuenta, pero resulta que cuando llegas a casa tienes menos paciencia o duermes peor. Al final del día, retienes muchas imágenes y te encuentras en situaciones muy tristes y duras.

Ante eso, lo mejor de todo es compartirlo con tus compañeros, hacer equipo con la gente que trabajamos y saber que tienes a alguien que te entiende, a quien puedes llamar y desahogarte. Es importante no quedarte nada para ti. ¿Pero sabes qué es mejor aún? Pasear y celebrar cada minuto de vida y disfrutarlo al máximo.

 ¿Alguna vez te habías imaginado que llegaría el día en que ayudarías a niños hospitalizados?

Lo que siempre he tenido claro es que el hacer reír funciona y esta es una forma de conocer a la gente y ayudarlos. La verdad es que cuando conocí a la Fundación y vi que se trataba de trabajar en un hospital me dio mucho respeto, pero ahora veo que en un hospital también hay mucha vida; es un sitio donde la gente viene a curarse  y donde pasan cosas bonitas y excepcionales.

Para mi tiene mucho sentido la labor que hacemos con Fundación Theodora, me encanta la idea que haya  Doctor Sonrisa por los pasillos del hospital, visitando con sus mágicos y imaginativos recursos.

Se trata de un trabajo inmensamente agradecido. Aunque a veces te sientas cansado y sin ánimo, la recompensa es tan grande que cuando entras en una habitación te da un “subidón” brutal.

Doctor, ¡muchas gracias por compartir esta tarde con nosotros y ayudarnos a conocer un poco más de cera cómo es vuestro día a día y la labor que realizáis. 

Solo añadir mi agradecimiento  por esta entrevista y por permitirnos difundir la labor de Fundación Theodora.  Y ya despedirme con la receta del Dr.Fiebre:

“Rock&Roll, 10 Ouh Yeahs! al día, mucho amor ¡y mucha tontería!”

Equipo Worldcoo

 

100 visitas más de Doctores Sonrisa en hospitales de España

 

capcelera_theodora

#NuevoProyecto

Una vez más, los Doctores Sonrisa que tanto nos gustan podrán seguir alegrando las plantas de hospitales de España gracias, en parte, a la colaboración de nuestra comunidad Worldcoo.

En esta ocasión, lo haremos de la mano de los usuarios de Zacaris, la web líder en venta de zapatos online a nivel nacional.

logo_fundacion_theodoraGracias a su colaboración, los Doctores Sonrisa podrán visitar a 100 niños y niñas, lo que les permitirá alegrar la atmósfera de las plantas de pediatría de los hospitales y cambiar el ambiente de las habitaciones. Para los niños, estas visitas representan un momento de desconexión de la rutina diaria del centro y suponen un momento de alivio y distracción, no solo para ellos, sino también a sus familiares.

Esta iniciativa, promovida por Fundación Theodora, busca atender al cuidado emocional de los niños hospitalizados de forma integral, así como sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la humanización en los hospitales.

imatge_theodora

No es la primera vez que los usuarios de Zacaris demuestran su solidaridad y compromiso social. En su última campaña, recientemente financiada, han conseguido que 150 personas del Camerún tengan la oportunidad de prevenir y detectar enfermedades como el cáncer de cuello del útero, una de las principales causas de mortalidad femeninas en África. Puedes recordar el proyecto AQUÍ.

Puedes seguir el actual proyecto a través de ESTE ENLACE.

El equipo Worldcoo

Invirtiendo en sonrisas para llevar alegría a los hospitales infantiles

INFORME WORLDCOO

Hace más de 15 años que Fundación Theodora invierte en sonrisas para llevar alegría a los hospitales infantiles. Los “Doctores Sonrisa” trabajan para intentar hacer más humana la estancia y procesos quirúrgicos  de niños y adolescentes ingresados en más de 20 hospitales españoles.

Gracias a la donación solidaria que hicieron los usuarios de PC Componentes, a lo largo de estos últimos meses, los “Doctores Sonrisa” han podido visitar un total de 1.000 niños y adolescentes a lo largo de 40 tardes, lo que ha permitido alegrar la atmósfera de las plantas de pediatría de los hospitales y cambiar el ambiente de las habitaciones.

Una vez más, ¡muchas gracias a PC Componentes hacerlo posible!

¡Aquí el informe completo!

informe_final

 

El equipo Worldcoo

Hospitales llenos de sonrisas gracias a los clientes de Pc Componentes

Para muchas personas que viven un ingreso hospitalario, los centros sanitarios quedan asociados al dolor, al miedo, a la tristeza y a la tensión. Si para un adulto el hecho de ser hospitalizado durante una larga temporada es una experiencia dura, para los niños es mucho peor ya que, a todos estos sentimientos, se le suma el temor a lo desconocido y la preocupación de sus padres.

La rutina de un niño o niña cambia por completo cuando son ingresados en los hospitales. Este cambio en su día a día, les puede provocar estrés y/o ansiedad. Con la llegada de la Navidad, esta situación se agrava ya que, aparte del cambio de sus rutinas, el niño enfermo no puede celebrar las fiestas con toda su familia y eso le puede provocar una sensación de soledad, angustia o incertidumbre provocado por el frío entorno hospitalario.

La Asociación Pupaclown y la Fundación Theodora son dos ONGs con un objetivo común, hacer la estancia más humana a todos los niños, niñas y jóvenes que viven en los hospitales. Por esta razón, esta Navidad, la Fundación Theodora y la Asociación Pupaclown se unieron con Pc Componentes para acompañar a los niños, niñas y jóvenes enfermos durante su estancia hospitalaria y así romper sus rutinas de hospital a través de la magia, los cuentos, la música y el arte del clown.

hospitales-sonrisas

Los clientes de Pc Componentes han querido que las plantas de pediatría de los hospitales Virgen de la Arrixaca (Murcia), Gregorio Marañón (Madrid) Germans Trias y Pujol (Badalona) y Marqués de Valdecilla (Santander) estén llenas de sonrisas y, por ese motivo, en poco más de 3 meses, han donado 20.000€ para que las dos ONG’s puedan llevar a cabo los siguientes objetivos:

  • Humanizar la estancia en el hospital y reducir el estrés y la ansiedad de los niños que se ven obligados a permanecer ingresados, a través de estas visitas de carácter creativo y lúdico.
  • Liberar tensiones de los niños hospitalizados y mitigar los efectos negativos de la larga hospitalización así como de sus familiares y del personal sanitario.
  • Crear un ambiente de relajación y alegría a través de la risa.

Gracias a la ayuda de los clientes de Pc Componentes, 2.820 niños, niñas y jóvenes de uno de los 5 hospitales que hemos comentado, recibirán una visita semanal de los artistas hospitalarios de la Fundación Theodora i de la Asociación Pupaclown durante 5 meses.

¡Juntos podemos hacer grandes cosas!

El equipo Worldcoo.

made with in BCN