Día Mundial del Linfoma

Hoy es el Día Mundial del Linfoma, una enfermedad oncológica de la sangre que afecta a unas 7.000 personas cada año en España. Con el lema “El linfoma es un cáncer que no puede ser ignorado” se quiere dar a conocer la enfermedad ya que, más de la mitad de personas afectadas no sabían qué era el linfoma hasta que fue diagnosticado.

En general, el linfoma es un tipo de cáncer que se desarrolla cuando se produce un error en la forma de actuar de los linfocitos (un tipo de glóbulo blanco que ayuda a luchar contra las infecciones). Este error provoca la creación de una célula cancerígena que se puede desarrollar en cualquier parte del sistema linfático de la persona, por ejemplo, los ganglios linfáticos o la medula ósea.

Podemos clasificar los linfomas en dos grandes grupos:

  • Linfoma de Hodgkin: se distingue del resto por sus características clínicas y su buen pronóstico. Las personas afectadas pueden presentar inflamación indolora de los ganglios linfáticos, tos y dificultad para respirar, fiebre, sudoración nocturna y cansancio, entre otros síntomas. El tratamiento se basa en la quimioterapia y, en algunos casos, se combina con radioterapia sobre las zonas afectadas.
  • Linfoma no Hodgkin: incluye 30 tipos de linfomas diferentes. Los síntomas varían en función del lugar donde se origina el cáncer y del órgano afectado. El tratamiento depende de factores como el tipo de linfoma, el nivel de extensión, la edad, etc. Este tipo de cáncer es el más frecuente.

Cada año en los países industrializados, la incidencia del linfoma aumenta entre un 3 y un 4%. En general el síntoma más común es la aparición de un bulto o tumefacción indolora en el cuello, axila o ingle. Algunos pacientes pueden presentar fiebre, sudoración nocturna, pérdida de peso, cansancio, picor en la piel o manchas cutáneas de color rojizo.

Cada linfoma tiene un tratamiento específico que incluye quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia o combinaciones de diversos tratamientos, dependiendo del paciente.

Día Mundial Linfoma

Afortunadamente, los avances en el tratamiento del linfoma facilitan que actualmente se pueda curar el 80% de los linfomas tipo Hodgkin y hasta un 60% de los no Hodgkin cuando son de alto grado. Por ese motivo, es importante acudir al médico lo antes posible si se detecta uno de los síntomas ya que muchos linfomas son curables y, en otros muchos casos, los tratamientos disponibles son eficaces y consiguen largas supervivencias con excelente calidad de vida.

Desde Worldcoo queremos ayudar a concienciar a las personas sobre esta enfermedad y sus síntomas ya que se puede sobrevivir al linfoma, sobre todo si se detecta a tiempo.

El equipo Worldcoo.

Deja un comentario

made with in BCN