Educación de calidad para niños refugiados

A finales del 2014, ACNUR informaba que había aproximadamente unos 60 millones de refugiados y desplazados en el mundo, la mitad de ellos son niños y niñas. Algunos de éstos menores llegan a estar desplazados de sus hogares hasta 17 años.

Resulta difícil saber con precisión cuantos niños refugiados están sin escolarizar. Según datos de ACNUR, el 76% de niños refugiados están matriculados en la escuela primaria pero sólo un 36% lo está en la escuela secundaria. En los campos de refugiados hay un profesor para 70 niños y esto dificulta que éstos tengan una educación de calidad.

ACNUR asegura que la educación proporciona las bases para construir un futuro próspero y mantener protegidos a niños y niñas. Es más, globalmente 171 millones de personas podrían salir de la pobreza si todos los niños de países de renta baja que dejaran la escuela tuvieran como mínimo un nivel básico de lectura. Además, la educación también ayuda a conservar la mayor riqueza de todas, la de mantener con vida a los niños.

Desgraciadamente, sólo el 2% de los fondos de Ayuda Humanitaria se destinan a la educación, por ese motivo, el año 2012 ACNUR puso en marcha el proyecto Educa un niño para poder dar respuesta a necesidades urgentes e importantes en materia de educación en 12 países que acogen a grandes poblaciones de refugiados a través del refuerzo de capacidades, la formación de maestros y la rehabilitación y/o construcción de infraestructuras escolares.

El primer año, se incorporaron 176.880 niños y niñas a la educación primaria y a finales de 2014, 280.000 niños y niñas fueron matriculados. A finales de 2016, ACNUR espera escolarizar a 3 millones de niños y niñas refugiados que en la actualidad no pueden acceder a ningún tipo de educación.

Netquest, que cuenta con más de 726.210 usuarios, quiso ayudar a que ACNUR pueda llegar a este objetivo y a finales de Julio dio la opción de canjear los puntos que los usuarios conseguían al realizar las encuestas por donaciones para este proyecto.

educa un niño_blog

Hoy estamos muy contentos de anunciaros que gracias a los usuarios que han canjeado puntos por donaciones se podrá proporcionar una educación suficientemente cualitativa como para que los niños y niñas refugiados puedan adquirir conocimientos y habilidades relevantes que les permitan vivir vidas productivas y ser autosuficientes.

Me gustaría ser un astronauta y explorar el espacio y las estrellas. Me gusta estudiar en la escuela y las ciencias. La educación es muy importante. Solo si recibo educación puedo cuidar de mi madre y conseguir un buen trabajo. Eso será lo que haga cuando sea mayor” – Myanmar Chin, niño refugiado en Malasia

Con 8.000€ donados, se garantizará el acceso a una educación de calidad a 50 niños y niñas y, gracias a ello, 300 personas más podrán salir beneficiadas.

Queremos agradecer a Netquest por ser un e-commerce con causa y a sus usuarios por haber ayudado a que este proyecto se haya hecho posible.

El equipo Worldcoo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

made with in BCN