Tag - desplazadas

1
#ConlosRefugiados
2
¡Sprinter se une a la comunidad Worldcoo!

#ConlosRefugiados

capcelera

Hoy, 20 de junio, es el Día Mundial de las personas Refugiadas; ocasión que nos sirve para conocer de cerca la realidad de ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados).

Casi todo el mundo ha oído hablar muchas veces de las siglas ACNUR, pero muy pocos saben que la entidad nació en 1950 con el reto de reasentar a un millón de europeos que quedaron sin hogar después de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, ACNUR presta ayuda humanitaria a millones de personas que han tenido que abandonar su hogar debido a conflictos armados o persecuciones.  En total, 49,7 millones de personas se encuentran bajo su amparo. ¿Cuáles es su prioridad actual y foco de actuación? Hablamos con Joan Reventós, Director del Comité Catalán de ACNUR.

A día de hoy, hay 65,6 millones de personas desplazadas en el mundo. ¿Cuál es el principal reto actual de ACNUR?

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas, ACNUR, tiene como principal reto proteger y asistir a las personas refugiadas y desplazadas por persecuciones o guerras, y promover soluciones duraderas a su situación, mediante la repatriación voluntaria, la integración en los primeros países de asilo o mediante el reasentamiento en terceros países. Con los actuales niveles de desplazamiento forzado en el mundo, está siendo un enorme desafío encontrar soluciones duraderas ya que más del noventa por ciento de todas las personas desplazadas viven en los países más empobrecidos del mundo y sus capacidades de acogida, pese a la solidaridad que muestran las comunidades locales, son muy limitadas.  

Es indispensable que las personas que cruzan fronteras en busca de seguridad, puedan acceder de forma efectiva a sus derechos como personas con necesidades de protección internacional. Por ello, los estados que les acogen deben disponer de las Leyes, procedimientos y garantías apropiadas para ofrecer asilo. Junto con la seguridad jurídica necesaria para residir en un nuevo país, necesitan el apoyo suficiente para poder reiniciar sus vidas y conseguir que puedan vivir de forma autónoma e independiente, con el objetivo de convertirse en sujetos activos de las sociedades de acogida, así como, si se dan las condiciones para regresar, en sus países de origen.

1

Tras 67 años desde la creación de ACNUR, hoy cerca de 50 millones de personas se encuentran bajo vuestro amparo. ¿Cómo ha sido el camino hasta el día de hoy?

Una senda compleja, repleta de retos y dificultades; aciertos y aprendizajes. Plagada de dilemas. El mandato del ACNUR, tanto para proteger y asistir a refugiados y desplazados internos como para reducir los casos de apátridas en el mundo, es un reto de enormes proporciones que requiere aunar sensibilidades e intereses muy distintos, tanto a nivel global, regional como local.

¿Hay  algún proyecto o experiencia pasada que sirva para dar respuesta a las necesidades presentes?

Existen distintas experiencias que pueden servir de ejemplo delante de los retos que ahora tiene que afrontar la comunidad internacional para reducir los niveles actuales de desplazamiento forzado. Una de ellas fue la impulsada por Fridtjof Nansen, un científico, diplomático y hombre de estado; un humanista dotado de una profunda compasión hacia los seres humanos, que, en 1921, a petición de la Sociedad de las Naciones, impulso el Alto Comisionado de los Refugiados, germen inicial de lo que ahora es el ACNUR, convirtiéndose en la primera organización internacional dedicada íntegramente a buscar soluciones para las personas que huían de guerras y conflictos. Nansen, gracias a sus excelentes dotes diplomáticas, logró un acuerdo para que 52 países autorizaran la emisión de lo que se llamó “pasaportes Nansen”, unas cédulas de identificación personal que permitían a sus titulares viajar sin suscitar sospechas ni encontrar problemas de frontera en frontera. Durante casi dos décadas, éstas cédulas permitieron salvar a millones de personas de la persecución y la barbarie, personas que tuvieron un papel muy relevante en el desarrollo de las sociedades de acogida.

En los últimos meses se han calificado los distintos conflictos que tienen lugar en Siria, Sudán del Sur o Yemen, entre otros, como la mayor crisis humanitaria desde la 2ª guerra mundial. ¿Cómo ves el panorama actual y futuro?

Con preocupación y esperanza. Preocupación porque el número de desplazamientos forzados se han multiplicado en los últimos años, y eso quiere decir que millones de personas se han convertido, muchas veces de la noche a la mañana, en personas refugiadas o desplazadas; forzadas a dejar atrás sus hogares, a desprenderse de la mayoría de sus pertenencias y, lo que es peor, a vivir el desarraigo. Mientras se acelera este proceso, constatamos que la comunidad internacional no encuentra las soluciones políticas necesarias para que esta tendencia se invierta a corto o medio plazo.

Por otro lado, con esperanza puesto que, en esto, como en muchas otras cosas en la vida, la Ley de Pareto nos puede servir de mucho ayuda. Si entre todos nos comprometemos a abordar las causas, y consecuencias, de los cuatro conflictos o crisis más sangrientas que ahora asolan el mundo (Siria, Palestina, Sudan del Sur y Somalia), el 80% de las más de 65 millones de personas desplazadas que ahora nos escandalizan, podrían empezar a pensar en volver a sus hogares. Puede parecer utópico, pero sólo es cuestión de voluntad y determinación.

2

No solo hoy sino cada día, ¿qué podemos hacer todos nosotros desde aquí?

Por un lado, como ciudadanos de un mundo global, tomar consciencia de que el desplazamiento forzado no es algo ajeno y lejano a nosotros. Todo el mundo puede ser refugiado un día u otro, casi todas las personas que hoy habitan la tierra tienen algún familiar que en su día tuvo que huir de su hogar a causa de la guerra. Aceptar esta realidad es importante para asegurar que en el futuro podamos liberarnos de seguir contando desplazados por millones. Comprenderlo, implica entender que detrás de cada cifra hay una persona como nosotros: con deseos, esperanzas, temores y amores…  Personas como tú y como yo.

Por último, y mientras no se encuentran soluciones políticas a los conflictos, la comunidad humanitaria necesita el apoyo de personas y organizaciones para poder dar respuesta a las enormes necesidades que se detectan en los países más empobrecidos que, recordemos, acogen a más del 80% de los desplazados de todo el mundo. Por ello, te invito a que te hagas socio  o donante del Comité español de ACNUR, ya sea llamando al 913690670 o a través de nuestra web www.eacnur.org, tu contribución, sumada a la de más de 400.000 colaboradores regulares españoles nos permite seguir #cambiandohistorias.

Equipo Worldcoo

 

¡Sprinter se une a la comunidad Worldcoo!

capcelera_sprinter

#Nuevo E-commerce con causa

¡Buenas noticias! Sprinter, uno de los líderes nacionales en la distribución de moda sport, complementos y material deportivo, acaba de unirse a la comunidad Worldcoo.

1000x294_LogoNuevoSprinterEn línea con su nueva campaña solidaria que justo acaban de lanzar, Sprinter se ha propuesto el reto de ayudar a personas que huyen de conflictos, persecuciones y pobreza y que buscan un hogar. De forma que a partir de hoy mismo, sus clientes ya pueden añadir sus euros solidarios a sus compras para conseguir que, entre todos, la ONG Proactiva Open Arms pueda distribuir 300 kits de emergencia básica a personas rescatadas del mar Mediterráneo.

Se trata de un reto no menos importante si consideramos que desde inicio de 2016, más de 30.000 migrantes o refugiados han llegado a las costas europeas, un 9% más que en el mismo periodo del año pasado.

proactivaAnte esta situación, Proativa Open Arms trabaja para salvar las vidas de las personas que se echan al mar en busca de una vida mejor, afrontando todos los peligros que ello comporta. Desde sus inicios, la entidad ha salvado ya más de 17.000 vidas y con esta iniciativa, toda la comunidad de Sprinter podrá aportar también su granito de arena.

Además de ello, la compañía se ha unido al reto  “Brazadas de Vida”, para demostrar que a través del deporte se puede ayudar a los demás. A través de la donación que ha realizado Sprinter, cuatro nadadoras del Club de Natación Master de Madrid cruzarán el mar Mediterráneo entre Formentera e Ibiza con un total de 18 kilómetros, nadando sin descanso durante más de seis horas, por una causa social. El proyecto busca concienciar a la sociedad sobre la grave crisis de personas desplazadas que se vive actualmente en Europa, las peligrosas travesías a las que se enfrentan en el Mediterráneo y la importante labor de la ONG Proactiva Open Arms.

¡Os dejamos el vídeo que han hecho para la ocasión!

Se puede seguir la evolución de las donaciones recibidas AQUÍ.

Equipo Worldcoo

 

made with in BCN