Tag - nepal

1
Decántalo y la educación en Katmandú
2
¡La red de Embajadores de Worldcoo sigue creciendo!

Decántalo y la educación en Katmandú

CAPCELERA

Hoy damos la bienvenida a un nuevo “ecommerce con causa” a la comunidad Worldcoo. Se trata de Decántalo, una de las tiendas online de referencia en la venta de vino español en toda Europa.

Además de encontrar más de 3.000 variedades de productos, ahora los amantes del vino también tendrán la opción de aportar su granito de arena a causas humanitarias y medioambientales a través de las micro-aportaciones que podrán hacer a través de nuestro widget. ¡Bienvenidos!

logoLa primera de ellas consistirá en facilitar el acceso a la educación a niños y niñas refugiados en Katmandú (Nepal). Lo harán de la mano de la ya conocida ONG Street Child que, entre otros, trabaja para promover la educación a aquellos niños que viven en la calle y no han tenido la oportunidad de ir al colegio, así como fomentar la cohesión social y la integración de estos niños.

El reto de los usuarios de Decántalo será recaudar para que 60 niños y niñas de Katmandú reciban material de aprendizaje que ayude a apoyar su educación.

Si quieres, puedes seguir el proceso de donación en directo a través de ESTE ENLACE.

Equipo Worldcoo

 

¡La red de Embajadores de Worldcoo sigue creciendo!

Hoy os presentamos a Patrick, nuestro nuevo embajador en Nepal.

capcelera_ES

DSC00409 (1)La inquietud solidaria de Patrick viene de lejos. A lo largo de toda su vida ha colaborado y participado en distintos proyectos y causas sociales, como la lucha contra la violencia de género, el maltrato animal o el cuidado de las personas mayores. Pero es ahora cuando Patrick va a afrontar la que será, seguramente, la experiencia más intensa de su vida.

Patrick, ingeniero comercial de origen holandés, cogió un vuelo dirección Nepal a principios del mes de febrero. Su intención es visitar y colaborar con distintas ONG de la zona. La primera de ellas ha sido la ONG Street Child, entidad con la que nosotros hemos colaborado en más de una ocasión.

A continuación, Patrick nos cuenta el porqué de su viaje y su primera experiencia en Katmandú.

  • ¡Bienvenido a nuestro Programa de Embajadores Patrick! ¿Qué te ha llevado a emprender esta nueva experiencia ahora?

¡Muchas gracias por la bienvenida! A veces no nos damos cuenta, pero vamos muy rápido por la vida, por inercia, y eso es lo que me pasó a mi. Colegio, instituto, universidad, prácticas, primer trabajo, segundo trabajo… Y todo dentro de mi burbuja de bienestar. En la carrera tenía un sueño, y era viajar solo por países que fueran bien distintos al mío, y ese sueño se fue quedando atrás, enterrado por el día a día. Pero hace unos meses, haciendo introspección rescaté la idea y pensé que nunca habrá un momento perfecto, y mejor hacerlo ahora que tengo pocas ataduras. Si no, uno se mete al 100% en la carrera laboral pero con el arrepentimiento de haber dejado de hacer cosas, y eso es una cosa que no me permitiría.

  • ¿Por qué Nepal y no otro país?

Porque quería ir a un país que desafiase mi cultura, mi condicionamiento social, todo a lo que estoy acostumbrado, y en el que pudiera ayudar de alguna manera. Con esta idea en mente, entraban muchos países como candidatos, así que para acabar de decidir, pensé en otro factor un poco más egoísta: me encanta la montaña. Y para un montañero, los Himalayas es lo más alto a lo que se puede aspirar, literalmente. Además, me surgió la posibilidad de ayudar a un guía de montaña, Shiva, con su empresa (de una persona), Himkala Adventure, que a su vez ayuda en todo lo posible a la gente de su zona natal, Gorkha (epicentro de los terremotos de 2015). Así que la decisión se tomó sola.

  • ¿Qué esperas hacer aquí? Cuéntanos un poco más acerca de los proyectos que vas a visitar y cuál va a ser tu rol.

DSC00405 (1)Hace dos semanas ya fuimos al pueblecito natal de mi anfitrión, Shiva, dónde dejé la mayoría de material y ropa que pude traer de Barcelona, además de participar en una boda hindú tradicional, muy enriquecedor todo.

Hace unos días visité un orfanato, Possible Nepal, con el que pude contactar vía Couchsurfing, y que resultó que mi anfitrión conocía. Fui como ayuda puntual, dado que mi trabajo diario está con Shiva, pero al menos pude ir con el director del centro a comprar alimentos para unos cuantos días, así como material escolar. En cuanto a las aportaciones y material para orfanatos y colegios, un consejo para los que quieran comprar material allí y traerlo a Nepal: guardad vuestro presupuesto y comprad en Katmandú, podréis conseguir 10 veces más material. Para que os hagáis una idea, con 12€ compramos 60 kg de patatas, y con 9€ 44 libretas de ejercicios.

Además, está en el aire ayudar en alguna actividad a Shed The Light Nepal, una iniciativa conjunta entre Australia y Nepal que trabaja por la paz, en la reconstrucción por los terremotos, en ayudar a los niños y niñas y en el empoderamiento de las mujeres en Nepal. Los conocí nada más llegar aquí, y por lo que he visto tienen unos proyectos muy interesantes.

Y como auditor de Worldcoo, acabo de visitar Street Child Nepal, para ver qué se hace en este proyecto que tienen en el país, a quién ayuda y cómo.

  • ¿Qué es lo que más te ha impactado hasta la fecha?

El buen humor con el que la gente de Nepal lleva las dificultades. El sueldo de  la mayoría es muy bajo, hay mucha gente sin casa a raíz de los terremotos, edificios derrumbados, contaminación, pobreza, … y son la gente más agradable y simpática que he conocido nunca. Y podría entender un cierto resquemor hacia los turistas, que pasamos volando por encima de su día a día y vamos a hacer nuestros trekking en sus montañas. Pero eso no se da. Y no es porque haya un interés de hacer negocio, que seguro que lo habrá, sino que la gente se pone a hablar contigo con el único fin de compartir un rato de conversación. Niños, gente mayor, todo el mundo. A pesar de todas las dificultades, salen adelante con muchas más sonrisas que la mayoría de la gente que ves en ciudades europeas. Sus dificultades ya te hacen ser humilde, pero el cómo lo llevan aún más.

  • DSC00414 (1)Con Street Child has visitado una escuela que se construyó para que niños y niñas de familias inmigrantes que trabajan en fábricas de ladrillos tuvieran acceso a la educación. ¿Cuál ha sido tu impresión?

Ha sido buenísima, y ha sido una experiencia muy interesante y sorprendente. Hay un montón de conceptos que uno no se plantea: que hay una temporada para la fabricación de ladrillos, invierno, evitando la temporada de lluvias dado que los ladrillos se secan al aire libre antes de pasar por el horno; que los trabajadores son generalmente de pueblos fuera del valle de Katmandú, e incluso de India, y que vienen atraídos por la seguridad de 6 meses de trabajo; que viven ahí mismo, entre los ladrillos que ellos mismos fabrican; y mucho más.

El trabajo que hace Street Child of Nepal, junto con Kopila Nepal, es buenísimo y ayuda en muchos frentes a la vez: da educación a los hijos e hijas de las familias que trabajan en la fábrica de ladrillos, pero también de esta manera garantiza que estén a salvo y bien cuidados, y gracias a todo esto da unas mejores condiciones de trabajo a los y las que trabajan ahí. Saben que sus hijos están cerca, aprendiendo y bien cuidados.

  • ¿Cómo describirías la gente que vive allí?

Son gente que vive en condiciones difíciles, en cabañas de media altura entre filas de ladrillos en proceso de secado, con los animales de corral viviendo con ellos, muy lejos de sus hogares. Y a pesar de todo, felices, amables y con una sonrisa permanente. Hemos dado una vuelta entre las cabañas y los ladrillos y había 2 o 3 familias, sentadas en el suelo compartiendo el rato de la comida y riendo. Son abiertos y optimistas, cosa que hace que uno se cuestione qué hacemos mal en sitios dónde hay más riqueza para tener índices tan altos de depresión e intolerancia.

  • ¿Cuáles crees que son sus principales necesidades ahora mismo?

DSC00402 (1)No sabría por dónde empezar. Primero, no hay demasiado trabajo en los pueblos, así que tienen que venir a la ciudad. Además, las mejores oportunidades y educación están en la capital, así que vienen aquí tanto por ellos como por sus hijos.

En cuanto al proyecto, es una pequeña escuela de un solo espacio con dos lavabos (niños y niñas) y una valla que cierra el espacio de patio. Está realmente bien, porque la estructura y cimientos son sólidos, a prueba de terremotos (un diseño de Unicef, por lo que me han dicho), y la idea es que se tenga lo básico, y eso se consigue. Pero hay limitaciones y se necesitan, básicamente, más fondos.

Por ejemplo, hay muchos trabajadores que vienen de la India y sus hijos no pueden ir a la escuela porque no pueden hacer dos clases, una en nepalí y otra en hindi. Por lo tanto, necesidad: construir otro módulo para los hijos e hijas de familias indias.

Además, hay muchos más niños y niñas de los que se pueden admitir en la clase, así que también se podría construir otro módulo sólo para dar cabida a más niños.

Luego, al finalizar la temporada de ladrillos las familias vuelven a sus hogares y la escuela cierra, básicamente por falta de fondos, y se presta el servicio en temporada de trabajo porque es cuando más necesidad hay. Pero con sólo un poco más, dado que la estructura física y el material es un gasto no recurrente, se podría mantener la escuela abierta durante todo el año, dando así trabajo fijo a las profesoras, y dando servicio a los niños y niñas de la zona.

Resumiendo, se necesitarían más módulos como el ya construido, uno para admitir a más niños nepalís y otro para poder dar clases en hindi, así como más fondos para pagar todo esto y poder mantener la escuela abierta durante todo el año y dar un servicio a las familias de la zona.

  • Alguna anécdota que quieras compartir…

DSC00412 (1)De los niños, cómo no: antes de irnos, la profesora nos dijo que esperáramos, que los niños nos querían dar una cosa. Una niña vino hacia mí tímidamente y me dio una cartulina azul doblada por la mitad con un dibujo que recuerda a un mandala, con unas estrellitas brillantes, y con un texto dentro: “Welcome to Kopila preparatory class”. A Duncan Peat, mi nuevo amigo escocés de Street Child, le dio otra cartulina, y los dos se lo agradecimos infinitamente con muchos “dhanyabhadh”, “gracias” en nepalí. Por suerte, en mi mochila llevaba una bolsa de caramelos y les pudimos dar unos pocos. Una despedida perfecta para una visita muy bonita e interesante y con un mensaje que me ha acompañado durante todo el tiempo que llevo en Nepal: con lo que no es mucho para nosotros, podemos dar una ayuda que significa muchísimo para ellos.

Patrick es uno más en nuestro programa de Embajadores de Worldcoo y su aventura por Nepal justo acaba de empezar, así que estad atentos a los próximos posts!

De momento, podéis seguirle a través de su LinkedIn. 

Equipo Worldcoo.  

made with in BCN